Un hombre mata a seis personas en un hospital checo antes de suicidarse

Cuatro hombres y dos mujeres murieron durante la agresión, que apenas duró unos segundos.

El atacante habría reprochado a los servicios de salud que no lo trataran, cuando él consideraba que estaba gravemente enfermo. Foto: EFE
El atacante habría reprochado a los servicios de salud que no lo trataran, cuando él consideraba que estaba gravemente enfermo. Foto: EFE

Praga, República Checa.

Un hombre mató a seis personas este martes por la mañana en un hospital de Ostrava, al este de la República Checa, y se suicidó antes de ser capturado por la policía, en un incidente cuyas motivaciones están aún por aclararse.

Según la policía, durante el ataque, que se produjo poco después de las 07H00 locales (06H00 GMT), el hombre utilizó un arma de fuego corta apuntando a la cabeza o a la nuca de sus víctimas que esperaban en el servicio de traumatología del hospital universitario de Ostrava, 300 kilómetros al este de Praga.

Lea más: EEUU: Seis personas muertas en tiroteo en un supermercado en Nueva Jersey

Cuatro hombres y dos mujeres murieron durante la agresión, que apenas duró unos segundos.

Uno de los hombres fue abatido cuando protegía a su hija, según la televisión checa. Entre las víctimas, dos eran empleados de los servicios penitenciarios, indicó el ministerio de Justicia.

Otras tres personas resultaron también heridas durante el ataque, según la dirección del hospital, una de las cuales se encuentra en estado grave tras haber sido herida en la cabeza.

Lea más: "Perturbados" adolescentes son arrestados en Florida por amenazar sus escuelas

Antes del tiroteo, el agresor habría hecho salir de la sala a los niños, según informó el sitio internet del diario DNES.

Según la radio pública, el atacante habría reprochado a los servicios de salud que no lo trataran, cuando él consideraba que estaba gravemente enfermo.

"Hubo cuatro muertos y dos personas gravemente heridas que desgraciadamente fallecieron también", dijo el primer ministro checo Andrej Babis a la televisión pública.

Lea más: Imágenes del intenso tiroteo en EEUU que cobra la vida de seis personas

"Me han dicho que las víctimas eran personas que esperaban en el servicio de traumatología. Afortunadamente, en el servicio no había tanta gente como es habitual", aseguró.

Móvil desconocido

El autor de los disparos huyó a bordo de un Renault Laguna plateado. "Identificamos al agresor gracias a las cámaras del hospital, usamos dos helicópteros y localizamos su coche", dijo el jefe de policía de la zona, Tomas Kuzel.

"Cuando uno de los helicópteros bajó hacia su automóvil, el hombre se disparó en la cabeza", añadió. El ministro del Interior Jan Hamacek precisó que el hombre murió a pesar de los esfuerzos para mantenerlo con vida.

Lea más: El caso ucraniano que podría llevar a Donald Trump a un juicio político

Al parecer, el agresor fue a ver a su madre después del tiroteo. "Su madre cooperó con la policía. El fue a verle para decirle que había matado a varias personas y que se iba a suicidar", dijo Babis.

El primer ministro calificó lo ocurrido de "inmensa tragedia. Es algo a lo que no estamos acostumbrados en nuestro país" agregó.

"El agresor disparó a quemarropa, apuntando a la cabeza y al cuello", precisó el primer ministro. "Es una catástrofe, no comprendo en absoluto el motivo" de semejante agresión, afirmó.

Según la radio pública, el agresor era un albañil residente en la comuna de Opava, cerca de Ostrava. Su jefe, Ales Zygula, citado por la radio, dijo que había "decidido que estaba gravemente enfermo y que nadie quería curarlo". "Habíamos notado un ligero cambio en su comportamiento", agregó.

Lea más: Arrestan en EEUU a exsecretario de Seguridad Pública de México por aceptar sobornos del narco

El agresor no figuraba en la lista de personas con licencia de armas, precisó la policía, indicando que utilizó una pistola semiautomática de producción checa CZ 75. Sí que estaba, sin embargo, fichado por la policía por violencia y robo.
- "Una inmensa tragedia" -

Para Babis, que anuló su visita de dos días a Estonia, se trata de "una inmensa tragedia".

El presidente Milos Zeman dirigió un mensaje de pésame a las familias de las víctimas. "Estoy con ustedes de todo corazón, pienso en ustedes en estos momentos trágicos", escribió, según su portavoz.

Por la tarde, el hospital abrió de nuevo sus puertas tras el tiroteo, y la ciudad anunció que no iba a alumbrar sus monumentos esta noche.

Lea más: Demócratas imputan a Trump porque "no pueden ganarle", según la Casa Blanca

Este tipo de tiroteos son inhabituales en República Checa, país de 10,7 millones de habitantes, miembro de la Unión Europea.

En marzo pasado un paciente de un hospital de Praga disparó contra otros dos pacientes tras una disputa en una habitación. Uno de los hombres murió.

En febrero de 2015, un cliente de un restaurante de la localidad de Uhersky Brod, en el sudeste del país, abrió fuego y mató a ocho personas antes de suicidarse.