Sondland implica a Pompeo en caso de la llamada a Ucrania

Según el testimonio de Sondland, Pompeo ordenó al entonces enviado especial de EEUU a Ucrania, Kurt Volker, a hablar con el abogado personal de Trump.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo. AFP
El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo. AFP

Washington, Estados Unidos.

El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, dijo este miércoles que el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, le ordenó que coordinara la política de Ucrania con el abogado de Trump, implicando al secretario de Estado directamente en el caso que impulsó el proceso de destitución contra el presidente.

Sondland, que accedió al principal cargo en Bruselas por designación política, es el primer diplomático que testifica en esta investigación que es aliado de Trump.

Además, declaró que el Departamento de Estado, que dirige Pompeo, retuvo documentos fundamentales para su comparecencia ante la Cámara de Representantes.

Lea más: Sondland hunde a Trump en investigación para destitución

Investigación a Joe Biden

Según el testimonio de Sondland, Pompeo ordenó al entonces enviado especial de Estados Unidos a Ucrania, Kurt Volker, a hablar con el abogado personal de Trump Rudy Giuliani, el exalcalde de Nueva York, quien estaba presionando al país europeo para que investigue al rival demócrata de Trump, Joe Biden.

El diplomático dijo que Pompeo mantuvo sus directivas, incluso cuando se le informó que Giuliani se estaba reuniendo con un fiscal ucraniano acusado de corrupción sin su conocimiento.

Además, Sondland dijo que el Departamento de Estado le negó documentos que no estaban clasificados para que los leyera durante su testimonio, lo que hubiese resultado en un proceso más "transparente".

Lea más: Nuevos testimonios confirman presión de Donald Trump a Ucrania

La investigación pública en curso en la Cámara de Representantes se originó tras una denuncia acerca de la supuesta presión que el presidente Trump ejerció sobre su par ucraniano en una llamada telefónica a fines de julio, condicionando ayuda militar a que Kiev investigue al precandidato demócrata Joe Biden y su hijo Hunter.