Gobierno de Trump reconoce 'peligrosas' condiciones de detención de inmigrantes

El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU publicó un reporte sobre las condiciones de hacinamiento en los centros de detención en Texas.

VER MÁS FOTOS
Cientos de migrantes permanecen detenidos en 'peligrosas' condiciones en el sur de Texas./DHS.
Cientos de migrantes permanecen detenidos en 'peligrosas' condiciones en el sur de Texas./DHS.

Washington, Estados Unidos.

Un grupo de inspectores del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS) admitió en un reporte las "peligrosas" condiciones de hacinamiento en las que se encuentran recluidos cientos de inmigrantes centroamericanos en los centros de detención en el sur de Texas.

El reporte se publicó un día después de que un grupo de congresistas demócratas denunciaran que las familias inmigrantes detenidas son "abusadas y obligadas a beber de los inodoros" tras realizar una visita sin previo aviso a estas instalaciones.



Los inspectores del Gobierno de Trump detallaron que visitaron varios centros de detención a principios de junio, y encontraron graves condiciones de hacinamiento. Afirmaron que los migrantes son alimentados únicamente con sandwiches de mortadela fríos y que algunas de las instalaciones no tenían acceso a agua o comida caliente para los niños.

En una celda destinada para un máximo de 35 personas, se encontraban recluidos 155 varones adultos, lo cual impedía que pudieran acostarse a dormir debido a lo saturado que se encontraba el lugar.

Los oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) temían que se presentaran disturbios o revueltas en las celdas por las condiciones de detención.



"Esto es una bomba de tiempo", dijo uno de los agentes de McAllen.

Durante la visita de DHS, la Patrulla Fronteriza tenía bajo su custodia a alrededor de 8,000 personas y 3,400 de ellas llevaban detenidas por más de 72 horas. Y de esas 3,400 personas, unas 1,500 llevaban más de 10 días detenidas.

Vea: Divulgan videos de "abusos" a migrantes en centros de detención en EEUU

Los inspectores también encontraron a varios niños migrantes que llevaban varias semanas detenidos junto a sus madres, aunque el tiempo máximo que los menores pueden permanecer en instalaciones de la Patrulla Fronteriza es de 72 horas, según la ley.

El reporte llega tras el escándalo que enfrenta Trump luego de que un grupo de abogado denunciaran que los menores recluidos en un centro de detención en Texas vivían en condiciones insalubres: sin pañales para bebés, jabón, ropa limpia, cepillos de dientes ni comida adecuada.

El informe de los abogados, algunos pertenecientes a prestigiosas facultades de Derecho, generó mucha polémica en el país ya que este tipo de visitas no son habituales y permitió conocer cómo gestiona la actual crisis migratoria el Gobierno de Donald Trump.

El magnate expresó su preocupación por la situación en los centros de detención y firmó ayer una partida de 4,600 millones de dólares en asistencia para los presupuestos de las distintas agencias federales que están saturadas por el flujo de miles de migrantes que llega cada semana a la frontera con México.

La Prensa