Más noticias

Trump sopesa desviar fondos para aeropuertos a reforzar frontera con México

La Casa Blanca busca reforzar la seguridad fronteriza argumentado que supuestos terroristas extranjeros entran al país por el linde con México.

EEUU ha enviado las últimas semanas más agentes a la frontera con México. EFE/Archivo
EEUU ha enviado las últimas semanas más agentes a la frontera con México. EFE/Archivo

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos sopesa desviar fondos inicialmente destinados a las aduanas y la seguridad en los aeropuertos a reforzar las medidas en la frontera con México, informaron este martes medios de comunicación locales.

La cadena de televisión NBC señaló que la Administración evalúa desviar fondos asignados inicialmente a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, en inglés), que se encarga de velar por los aeropuertos, entre otros, al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) para reforzar la frontera sur.

El Ejecutivo recurriría a esta maniobra financiera si el Congreso no aportara la partida de 1,100 millones de dólares solicitada por el DHS para su presupuesto del año próximo, dijo la cadena NBC, que cita fuentes de la TSA.

Lea más: Inmigrantes hondureños fueron recluidos en solitario en EEUU

Dichas fuentes aseguraron que la semana pasada empleados de la TSA fueron informados vía correo electrónico o mediante presentaciones de PowerPoint de los recortes que sufriría la agencia en caso de que la medida sea ejecutada.

En total, la institución responsable de la seguridad aduanera debería renunciar a unos 232 millones de dólares de su presupuesto.

Cerca de 50 millones de esa partida iban a ser empleados para adquirir nuevos equipamientos de vigilancia para aeropuertos y otros 3 millones procederían del dinero que algunos viajeros se olvidan en las bandejas al pasar los controles de seguridad, que queda bajo custodia de la TSA.

Lea más: Esposo de hispana asesinada en Chicago no desconectará a su hijo

La intención del DHS es dotar de fondos adicionales las operaciones de control fronterizo, lo que incluye al muro limítrofe con México que Trump prometió construir durante la campaña electoral que le llevó a ganar las elecciones presidenciales de 2016.

Sin embargo, la oposición demócrata, que en estos momentos ostenta la mayoría en la Cámara Baja, se ha mostrado reacia a financiar un proyecto que, según afirma, ni siquiera serviría para atajar la entrada de inmigrantes ilegales en el país.

Según datos de la propia Administración, en año fiscal 2018 (octubre de 2017 hasta septiembre de 2018) se produjeron un total de 521,090 detenciones en la frontera sur, mientras que un total de 666,582 extranjeros optaron por permanecer en EEUU después de que su visado venciera.

Lea más: Trump vuelve a invertir en Facebook con miras a ganar la reelección

Otro de los argumentos esgrimidos por la Casa Blanca para reforzar la seguridad fronteriza es que supuestos terroristas extranjeros entran al país por el linde con México.

Sin embargo, datos del DHS muestran que de los 2,554 sospechosos de terrorismo localizados en suelo estadounidense en 2017 un total 2.170 llegaron al país en avión y 49, por barco.

Un recorte en los fondos de la TSA perjudicaría, precisamente, los controles de seguridad en la aduanas en puertos y aeropuertos.

En su cruzada contra la inmigración ilegal procedente de Latinoamérica, la Administración también ha recurrido al Servicio Secreto, que principalmente se dedica a la protección de dirigentes, que en las últimas semanas ha enviado a agentes a la frontera, según han informado medios locales.