Tegucigalpa. Los primeros expedientes, de los 1,100 que son en total, fueron entregados ayer de parte del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) al Ministerio Público, relacionados al uso que se dio del Fondo Departamental, de parte de diputados y exdiputados del Congreso Nacional.

En el proceso de entrega participaron el presidente del TSC, Roy Pineda, y el jefe de la Unidad Fiscal Especializada contra Redes de Corrupción (Uferco), Luis Javier Santos. Tras la entrega, la Uferco tiene vía libre para investigar a más congresistas que desviaron recursos a través del Fondo Departamental.

El TSC realizó una auditoría de los fondos públicos gestionados, administrados y ejecutados por los parlamentarios, organizaciones no gubernamentales, organizaciones privadas y fundaciones que recibieron esos dineros del Estado en los períodos de gobierno 2006-2010, 2010-2014 y 2014-2018.

Los fondos debieron ser destinados para la ejecución de proyectos comunitarios o ayudas sociales en los diferentes departamentos, sin embargo, en muchos de los casos esa ayuda nunca llegó donde debía.

El TSC notificó 64 informes producto de las auditorías, pero de estas solo remitió seis al MP, por encontrar indicios de responsabilidad penal.

Juan Carlos Aguilar, de la Asociación para una Sociedad más Justa, dijo que el trabajo del TSC ha seguido una buena línea “porque para decirle lo contrario tendríamos que ver los 64 informes y en función de eso ver si existió algún tipo de responsabilidad”.