Tegucigalpa, Honduras.

Un día después que el diputado Francisco Rivera anunciara que presentará una iniciativa denominada Ley para Prevenir y Sancionar la Usura en Honduras, el presidente Juan Orlando Hernández solicitó un compás de espera antes de comenzar la discusión.

El proyecto de ley busca prevenir y sancionar la usura, por lo que el mandatario solicitó que se investiguen denuncias del sector social de la economía, sobre excesivos cobros de interés por el uso de tarjetas de crédito.

El Presidente explicó en comparecencia de prensa en Casa Presidencial, luego de reunirse con representantes del Consejo del Sector Social de la Economía y con diputados, que dará indicaciones inmediatas para que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) se integre a este proceso de investigación.

“No es posible que existan tasas de interés arriba del 72%, tal y como nos lo han expresado los denunciantes; si esas denuncias son ciertas, es obligatorio para el Estado hacer su parte y proteger a los hondureños”, manifestó el gobernante.

Sector

El costo del “ dinero plástico” se encareció en Honduras después que se aprobaran las reformas a la Ley de Tarjetas de Crédito (Decreto 33-2013), vigentes desde el 5 de junio de 2013.

Varios sectores habían advertido que las reformas eran “cosméticas” y los beneficios para los usuarios serían mínimos. Dos meses después de haber entrado en vigor los cambios a la ley de 2006 (Decreto 106-2006), los bancos anunciaron cobros por el retiro de efectivo en los cajeros.

José Luis Moncada, expresidente de la CNBS, considera que las reformas sí han tenido un efecto positivo en los portadores de las tarjetas. Agrega que quizá muchos tarjetahabientes no lo sienten porque han visto ese producto financiero como el acceso a un crédito y no como un medio de pago. Moncada dice que antes de la aprobación de la ley propuesta por el diputado Rivera se debe realizar un completo diagnóstico, que debe comprender una serie de variables, como tarjetas en circulación, montos por tarjetas, tasas de interés, entre otros aspectos.

Intereses

El reclamo de los ciudadanos tiene sustento, ya que durante la vigencia del Decreto 33-2013 las tasas de interés mínima para tarjetas en lempiras subieron de 15% a 19.40% anual, mientras que la máxima aumentó de 64% a 71.04%.

Para tarjetas en moneda extranjera, la tasa mínima se incrementó de 10.80% a 15%, mientras la máxima se mantiene en 49.99%, de acuerdo con el Banco Central de Honduras.