26/09/2022
12:14 AM

Más noticias

Piden ayuda internacional para investigar muerte de Wilson Pérez

La muerte de Pérez, de quien la Policía Nacional asegura que es un pandillero de la Mara Salvatrucha (MS-13), ha creado controversias y debates en la prensa hondureña, y el rechazo de diversos sectores del país.

Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de Honduras pidieron este viernes a la comunidad nacional e internacional a que se involucre en la investigación de la muerte violenta, el 31 de mayo, de un presunto pandillero que dos días antes agredió a una mujer policía en un estadio en el norte del país centroamericano.

La víctima mortal es Wilson Pérez, de 21 años, quien según la Policía Nacional, murió en un enfrentamiento con agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAP), en el barrio Juan Lindo, de San Pedro Sula, a lo que sus familiares han respondido que no es cierto.

Puede leer: Piden a Xiomara Castro en la Cumbre de las Américas

La familia de Pérez asegura que fue la Policía Nacional la que le dio muerte y exige que el crimen sea esclarecido y se haga justicia.

Según el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), Hugo Maldonado, a Pérez lo mataron cuando estaba dispuesto a entregarse por la persecución policial de que era víctima desde el 29 de mayo, luego de los incidentes violentos en el Estadio Olímpico Metropolitano, tras el partido de la final del torneo Clausura, entre los equipos Real España y Motagua.

En imágenes difundidas por el sistema del 911, se observa a Pérez cuando por la espalda le propina un fuerte puntapié a una mujer policía que estaba en la parte media de una de las gradas, haciéndola rodar varios metros.

También: Bordos de La Lima y Choloma serán los primeros en reparar

Además, en otra imagen, en la cancha del estadio, que fue invadida por decenas de aficionados del Real España, que perdió la final, se ve a Pérez también golpeando por la espalda a un árbitro del partido.

La muerte de Pérez, de quien la Policía Nacional asegura que es un pandillero de la Mara Salvatrucha (MS-13), ha creado controversias y debates en la prensa hondureña, y el rechazo de diversos sectores del país que, aunque repudiaron la actitud violenta de Pérez en el estadio, igual han condenado su muerte, con arma de fuego.

El caso también ha involucrado a otros entes del Estado como la Secretaría de Seguridad, la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio Público.

La Policía Nacional también indicó que se enteraron de que Pérez había muerto en el enfrentamiento con atentes de la FNAP, al ser identificado, por su carné de identidad, por los médicos que lo atendieron en el hospital al que fue llevado herido y en el que falleció.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (Oacnudh) instó el jueves a las autoridades del país a investigar el caso y expresó su preocupación por la muerte violenta “presuntamente cometida por la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas”.

En una rueda de prensa, el director de la Policía Nacional, Héctor Sánchez, y la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, informaron hoy de que el caso de Wilson Pérez está bajo investigación del Ministerio Público, y le pidieron “a la comunidad nacional e internacional involucrarse en el proceso para que sea transparente”.

Sánchez señaló que las pesquisas e indagaciones científicas sobre el caso de Wilson Pérez las está haciendo la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), que depende del Ministerio Público.

Añadió que el tratamiento del cadáver de Pérez en el proceso de autopsia estuvo a cargo del Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público, y que una vez concluidas las investigaciones, la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad, en el caso que haya responsables del caso, los entregarán a las autoridades competentes.

La viceministra de Seguridad señaló que en el caso de Pérez hay una serie de “incongruencias, reflexiones erróneas y conclusiones que no se han basado en la verdad científica, que es la que debe prevalecer en este tipo de hechos”.

Además: Emigrantes de América Latina trazan en SPS ruta final hacia EUA

Villanueva recalcó que el cuerpo de Wilson Pérez está siendo sometido a una investigación pericial, y aclaró que, en los procesos de autopsia, los médicos realizan diferentes incisiones para determinar la causa de muerte del individuo.

En esos procedimientos se aplican técnicas como la extracción de lengua, agregó.

“El hecho de que circulen fotografías donde dicen que el joven (Wilson Pérez) no presenta uñas y lengua, y que esos son signos claros de tortura, déjenme decirles que 20 años sustentaron mi trabajo en Medicina Forense y que es fácilmente reconocible que producto de la realización de autopsia hacen que los expertos sean enfáticos en incisiones y técnicas que hagan extraer el bloque que incluye la lengua”, afirmó la alta funcionaria.