Tegucigalpa, Honduras.

Decenas de hondureños misquitos han sido movilizados desde el hospital de Puerto Lempira, en Gracias a Dios, hacia otros centros asistenciales públicos debido a la falta de médicos e insumos básicos, así lo denunció la diputada liberal Erika Urtecho.

Según las palabras pronunciadas por la congresista durante una conferencia de prensa, los habitantes de Gracias a Dios corren el riesgo de perder sus vidas debido a la situación precaria que existe en el único hospital público de ese departamento. Ante esa situación, varios enfermos han sido movilizados por aire y mar para ser tratados en otros puntos del país.

“Yo estoy haciendo lo posible para que nadie pierda su vida. He movilizado a 80 personas; mañana va el helicóptero de la Policía nuevamente. Pero, ¿hasta cuándo?, ¿hasta que perdamos una vida? No le podemos poner precio a esa vida”, cuestionó la congresista.

La diputada Erika Urtecho brindó una conferencia de prensa este jueves por la mañana.

Sin médicos en Gracias a Dios

Por otro lado, Urtecho lamentó que en el hospital de Puerto Lempira no hay suficiente personal sanitario para atender las necesidades de los pacientes misquitos. Pero a su vez, adelantó que presentará en el Congreso Nacional (CN) un proyecto para la contratación de médicos especialistas y asignación de presupuesto.

”Pido que sea autorizado y priorizado para que forme parte de esa solución a la crisis que vivimos en el departamento de Gracias a Dios”, comentó la diputada rojiblanca.

Asimismo, Urtecho le pidió al ministro de Salud, doctor Manuel Matheu, que apoye los proyectos enfocados en mejorar las condiciones sanitarias de los habitantes de Gracias a Dios.

Por último, la congresista mencionó que a parte del personal médico aún se le adeuda cuatro meses de salario. ”Tienen desde enero de no estar recibiendo su sueldo y eso no es justo”, cerró.