Piedras Negras, México.

El Gobierno de Honduras inició el proceso de repatriación de los cuerpos sin vida de cuatro hondureños localizados en Piedras Negras, México, zona fronteriza con Estados Unidos.

Wilson Paz, director de Protección al Migrante de la Cancillería, informó que son cuatro los hondureños muertos (total de cinco personas), aunque, en principio, se manejaba que eran tres.

“Nos encontramos consternados por la noticia que recibimos el día martes por la tarde”, manifestó el diplomático. “Ya hemos logrado dar con el número de tres familias y nos faltaría la cuarta”, extendió.

Los fallecidos son Erick Iván Amador Espino (originario de Choluteca), Jaime Isaí Puerto Solís (originario de Olancho), Raúl Orlando Zelaya Puerto (Olancho) y Selvin Ronaldo Garrido Solís (Olancho).

TRAGEDIA MIGRANTE

La secretaría de Seguridad de Coahuila reportó la noche del martes que el tren, en el que fueron hallados cuerpos, “provenía de Estados Unidos” y se dirigía al centro de México.

Las víctimas “habrían equivocado el rumbo”, dijo esa dependencia sin dar más detalles.

La franja fronteriza entre Estados Unidos y México se ha convertido en zona de tragedia que incluye a hondureños.

Entre las causas de las muertes “está una posible deshidratación severa exacerbada por golpe de calor”, añadió el INM.

Personal de seguridad de la empresa mexicana Ferromex “encontró los cuerpos (...) tras visualizar un pie que salía de uno de los vagones de la locomotora en marcha”, apuntó el INM.

El 9 de diciembre pasado, un tráiler que trasladaba a 160 migrantes irregulares chocó contra un puente peatonal en una carretera de Chiapas (sur) dejando 56 fallecidos, el accidente más grave que ha involucrado a centroamericanos.

Otro reciente episodio trágico ocurrió el 20 de abril pasado cuando una camioneta con migrantes centroamericanos cayó de un puente en el estado de Veracruz (este), provocando la muerte de una mujer nicaragüense.

El número de personas que intentan llegar a Estados Unidos aumentó con la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca en enero de 2021.

El gobierno de México anunció a principios de mayo que reforzará su frontera sur ante una posible llegada masiva de migrantes indocumentados debido a la probable eliminación de una medida estadounidense llamada Título 42.

Dicha acción fue adoptada en el marco de la pandemia de covid-19, y permite expulsar a casi todos los migrantes ilegales.