27/09/2022
05:00 PM

Más noticias

El lunes se sabrá fallo del juicio del hondureño Geovanny Fuentes Ramírez

El jurado comenzó a deliberar su veredicto ayer viernes y seguirá haciéndolo el lunes próximo.

TEGUCIGALPA.

Un jurado de Nueva York emitirá este lunes su veredicto final del juicio incoado al narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez.

Ayer viernes, el jurado conformado por 12 personas se retiró de la sala de audiencias para deliberar cada una de las pruebas que fueron planteadas por la Fiscalía y la defensa legal del hondureño durante el juicio.

El jurado decidirá si Fuentes Ramírez es culpable o inocente de las acusaciones.Las partes procesales y el jurado están convocados para este lunes a las 9:30 am, donde finalmente se espera conocer el fallo.

Conclusiones

En las alegaciones finales del juicio, los fiscales manifestaron que Geovanny Fuentes “mató a los que pudo y compró a los que no pudo”.

El fiscal Michael Lockard manifestó que Ramírez se reunió dos veces con Juan Hernández en 2019 y “le pagó sobornos en ambas reuniones”.

Juan Orlando Hernández no solo quería el efectivo del acusado (en sobornos), quería acceso a la cocaína del acusado (...) para poder exportarla” a Estados Unidos a través de Puerto Cortés, el mayor puerto hondureño, cerca del laboratorio de cocaína instalado en Cerro Negro, dijo Lockard en su alegato de clausura del juicio de Fuentes.

“El acceso al laboratorio del acusado podía valer millones, y la protección de Juan Orlando Hernández no tenía precio para el acusado”, añadió.

Afirmó que el presidente dio a Fuentes el contacto de su hermano Tony Hernández. “Tony Hernández, como Juan Orlando Hernández, era uno de los socios del acusado en el tráfico de droga. Es el hombre que dirigía el narcotráfico para Juan Orlando, que aceptó sobornos del dinero de la droga de Los Cachiros, es el hombre que envió kilos de cocaína con sus iniciales”, expresó Lockard.

Recordó que en la operación policial en 2011 no se hallaron drogas, dijo que el acusado fue alertado del allanamiento, que se pagaron sobornos a un alto funcionario judicial corrupto, Julio César Barahona, y que luego Fuentes secuestró, torturó y asesinó junto con su socio Melvin Metro Sandres al policía que lo dirigió. “El laboratorio no cerró porque el acusado llegó a un acuerdo con Juan Orlando Hernández y su hermano (...) para que siguiera funcionando”, dijo Lockard.

El presidente Hernández ha negado todas las acusaciones de los fiscales.