30/11/2022
07:28 PM

Más noticias

En línea 5 millones de expedientes electrónicos en el Hospital Escuela

El centro médico digitaliza los servicios para brindar una mejor atención a los pacientes que acuden a diario.

Tegucigalpa. Más de cinco millones de pacientes ya cuentan con su expediente electrónico en el Hospital Escuela.

El principal centro asistencial del país avanza en la digitalización de la consulta externa, ingreso hospitalario, visita médica y la prescripción de medicamentos en farmacias que está interconectado con almacenes.

También se han sistematizado los procesos en el triaje de la emergencia de adultos, laboratorio clínico, altas médicas.

El proyecto comenzó a finales de 2015 con la parte de citas y admisiones.

En cuanto a la parte clínica, ya se trabaja en la consulta externa de cardiología (donde se comenzó a pilotear) la historia clínica tanto para adultos y niños.

Entre las novedades está la implementación de una tarjeta de visita electrónica para un mejor control del ingreso de familiares de los pacientes internos.

Asimismo, un brazalete electrónico para identificar a cada persona hospitalizada y el área en donde están siendo atendidos.

El brazalete contiene el nombre del paciente, número de identidad, la sala en la cual está ingresado y un contacto familiar para alguna emergencia.

“La idea de todo es poderle brindar la mejor atención posible al paciente, mejorar los tiempos, tener una estadística más exacta y precisa, brindar un servicio de calidad que esté disponible en el momento oportuno y no solo en el Hospital Escuela, sino en los diferentes centros de atención del país”, explicó Fernando Figueroa, jefe de la Unidad de Gestión de Tecnología del hospital.

El proyecto está valorado en más de cinco millones de lempiras y se espera que dentro de unos cinco años pueda estar completo el expediente electrónico de los pacientes.

A finales de mayo, el centro asistencial volvió a abrir la sala de espera para familiares, la que tiene una capacidad para 60 personas que puedan estar en una sala que cuente con condiciones dignas. Este espacio había sido cerrado a causa de la pandemia por covid-19, pero de nuevo fue habilitado vigilando el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.