Tegucigalpa, Honduras.

El nuevo reto en asuntos políticos de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) será crear una propuesta contra delitos electorales.

En su Twitter, el vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, indicó que después de la denominada ley de política limpia viene el trabajo de una propuesta de delitos electorales.

Así también el acompañamiento en la elección de las cabezas de la Unidad Fiscalizadora, la capacitación de estos y luego la investigación de casos de financiamiento.

Aunque la propuesta de delitos no ha sido socializada con los diputados del Congreso Nacional, ya hay anuencia para trabajar en este campo.

Según Jorge Cálix, diputado de Libre, desde 2014 este fue un tema que se introdujo en el hemiciclo, pero sin resultados positivos.

“Yo le puedo decir que Libre está muy interesado en que se tipifiquen los delitos electorales”. Aseguró que “actualmente nadie puede ser apresado por la comisión de delitos electorales porque simplemente no existen”.

Detalló que en la propuesta que en 2014 él presentó se exponían sanciones para acciones, como la compra de votos.

A criterio del analista Raúl Pineda, hablar de crear delitos electorales es terreno arado, pues estos existen en la Ley Electoral.

“Es necesario, pero no es novedoso, ya hay delitos electorales contenidos en la Ley Electoral y en el Código Penal y de hecho la Fiscalía para el período electoral crea una fiscalía para delitos electorales”, explicó el analista.