La Ceiba, Honduras.

Desde hace una década, el litoral atlántico enfrenta racionamientos en el servicio de energía eléctrica, pero en los últimos cuatro años las interrupciones se han agudizado por el deficiente suministro de energía por parte de la Enee.

Las acciones irregulares registradas en los últimos días, como la falta de búnker y el incendio en la planta térmica San Isidro en La Ceiba, elevaron el descontento en sectores económicos y productivos del litoral atlántico.

Datos
50 megavatios es el déficit energético en el litoral atlántico desde hace unos cinco años.
12 horas sin energía están pasando algunos municipios de Colón y parte de Yoro por la demanda
Debido a esta incertidumbre y la desesperación por los daños económicos que causan los apagones, ayer empresarios, hoteleros, industriales, operadores turísticos y autoridades locales exigieron al Gobierno una respuesta inmediata a la crisis, que podría derivar en tomas de puentes y carreteras si no hay solución a corto plazo.

No queremos más reuniones, no queremos más fuerza de tarea, queremos una solución inmediata”, demandó Raúl Ponce, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida (CCIA).

Seguimos en las investigaciones para determinar las causas del incendio.

Víctor Antonio Reyes, cuerpo de Bomberos La Ceiba
Desde hace cuatro años, el servicio de la Enee no se da abasto para atender la demanda en el consumo de energía que se incrementa en los meses más calurosos, haciendo que las interrupciones sean progresivas y prolongadas cada año.

En Trujillo, desde hace años, los apagones están afectando y con más frecuencia”, lamentó Charlie Biondolillo, presidente de la Cámara de Turismo de Trujillo.

Solo el domingo se perdieron alrededor de 120,000 lempiras entre nueve restaurantes, aparte de los contratos de los músicos”, estimó Osman Martínez, encargado de la Zona Bona, ubicada cerca del malecón turístico de La Ceiba.

LEA: Mejía: Investiguen a los grupos de Mel por sabotaje a térmica

Tienen que haber varios hoteles cerrados ya, a esta altura, por esta crisis energética, porque el 60 y 70% del tiempo ya no hay energía disponible”, dijo Marcos Fúnez, dueño del popular Hotel Las Hamacas. A muchos hoteles les están cancelando sus reservaciones. “Los restaurantes se ven vacíos, y ya tenemos a las puertas el Gran Carnaval, un momento de reactivación económica”, indicó Sandra Chávez, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh) en La Ceiba.

Ya muchos socios de la Canaturh, cansados por los apagones, están dispuestos a tomarse los puentes y carreteras.

Economía. “Tenemos pérdidas en la parte de producción y en las ventas, porque estamos consumiendo 2,300 galones de diésel a la semana para poder echar andar las cuatro plantas generadoras”, aseguró Nirza Escobar, ejecutiva de la empresa Leyde.

Por la falta de energía, la empresa ha tenido que extender sus horarios “ya que se alargan las horas de producción en la planta. Estamos pagando cinco horas extras a más de 200 trabajadores para poder terminar los insumos que recibimos a diario en la procesadora de lácteos”, indicó. Al haber tantos apagones, pulperías y centros de distribución no están recibiendo productos porque se les arruinan.

La alcaldía de La Ceiba está preocupada por esta crisis “ya que del 14 al 25 de mayo inicia la Feria Isidra finalizando con el Gran Carnaval Internacional de la Amistad, el éxito de tales festividades, Patrimonio Nacional, depende de la seguridad energética de la ciudad”, se pronunció mediante un comunicado la alcaldía ceibeña.