San Pedro Sula, Honduras.

La primera dama Ana García de Hernández junto con la canciller María Dolores Agüero Lara inaugurarán hoy la primera Unidad Municipal de Atención al Retornado (Umar) en San Pedro Sula.

La Unidad permitirá dar un mejor seguimiento y sostenibilidad a las acciones en favor de los migrantes retornados.

En la primera etapa iniciarán en funcionamiento las Umar de San Pedro Sula y Tegucigalpa, y posteriormente en La Ceiba, Choloma y Tocoa, consideradas las cinco zonas con más casos de migración infantil y de familias.

Las unidades son creadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional en cumplimiento a la Ley de los Hondureños Migrantes y sus Familiares, la cual manda mejorar de forma continua la atención y brindarle a la población respuestas a sus necesidades en sus propias comunidades.

La directora general de Protección al Hondureño Migrante, Liza Medrano, explicó que funcionarán en las instalaciones de las alcaldías y serán las encargadas de darle seguimiento y sostenibilidad al trabajo interinstitucional que se realiza para la reinserción social, laboral o empresarial de los hondureños retornados. “Con la iniciativa, las niñas, niños, adolescentes y unidades familiares serán identificados de manera pertinente para disminuir la tasa de reincidencia en la migración”, manifestó Medrano.