Tegucigalpa, Honduras.

En un 50% ha disminuido el flujo de hondureños que viajan hacia Nicaragua por las fronteras terrestres, a causa del conflicto político que vive el país centroamericano desde hace siete días.

“Desde que inició el conflicto político en el vecino país, la gente está absteniéndose de viajar. Habíamos estado registrando un flujo grande de hondureños que viajaban para hacer turismo en ese destino, pero actualmente se redujo en un 50%”, manifestó Guido Zelaya, delegado de la aduana Las Manos, ubicada en El Paraíso.

Zelaya también denunció que muchos compatriotas se han quejado de recibir malos tratos por parte del personal nicaragüense que labora en esa frontera.

La crisis que atraviesa Nicaragua ha impactado en la economía hondureña, sobre todo, en el sector de transporte de carga que ya registra pérdidas superiores a 70 millones de lempiras.

Nicaragua vive violentas protestas desatadas por la decisión del gobierno de Daniel Ortega de reformar el sistema de pensiones con un aumento de contribuciones obreras y patronales. El domingo la medida fue revocada, pero la crisis continúa.