TEMAS DESTACADOS:
24/05/2022
12:44 PM

Más noticias

Guía turístico, la última persona que acompañó a Angie Peña y que sería clave en la investigación

Suman nueve los días del desaparecimiento de Angie Peña en la isla de Roatán.

Roatán, Honduras.

El caso de la hondureña desaparecida Angie Samantha Peña (22) continúa con varios cabos sueltos que están siendo indagados por equipos especiales de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Una de las piezas que resultaría clave en este caso es el guía de turismo, que es la última persona que estuvo con Angie previo a reportarse su desaparecimiento. LA PRENSA accedió este domingo a una fotografía que muestra al guía antes de retirarse con la turista de la orilla de West Bay, en Roatán.

José Pacheco, comisionado departamental de la Policía en la zona insular del país, sostuvo que “seguimos trabajando en la búsqueda y con el apoyo de las diferentes instituciones en los lugares que creemos que todavía es necesario estar”.

Al ser consultado sobre una posible participación del guía, Pacheco aclaró que “no es una persona sospechosa porque lo que se maneja por ahora es que hubo una causa accidental. Tras reportarse el desaparecimiento, el guía inmediatamente dio declaraciones, habló sobre las actividades que había hecho ese día y que él regresó a la orilla de la playa, pero Angie se quedó en el mar”.

“Él es una persona que presta servicios de turismo y que simplemente cumplió con su trabajo, de momento no podemos asegurar que se trate de un sospechoso”, añadió el jefe policial.

Pacho no dio detalles del nombre del guía turístico, solo se limitó a mencionar que se trata de un hombre residente en la isla de Roatán.

Wálter Peña, padre de la joven, mencionó que este domingo continuarán los “barridos” marítimos en Roatán y alrededores, así como en las costas de Belice para tratar de identificar la ubicación de Angie.

“El guía es la última persona que estuvo con mi hija, no se saben mayores detalles de él y en un momento de la búsqueda no se sabía de su paradero”, comentó el padre de Angie.

Inútil búsqueda

Hoy se cumplen nueve días desde que se le perdió la pista a Angie en la paradisíaca isla de Roatán, donde disfrutaba de unas vacaciones por motivo de fin de año.

Relacionada: Familia de Angie Peña analiza contratar investigadores privados

“Ayer sábado de hizo un barrido de hasta 1,000 pies durante cinco horas y no se encontró absolutamente nada, eso está descartando las posibilidades de que mi hija esté en el mar. Por otro lado, unos mensajes que circularon en redes sociales sobre una supuesta comunicacón conmigo de un desconocido, por este caso, es completamente falso”, dijo este domingo Wálter Peña.

En el extremo izquierdo, la joven aparece en una de las últimas fotografías captadas previo a desaparecer en la isla.

La moto acuática rentada por Angie Samantha “estaba en mal estado”, aseguró su padre, quien pidió a las autoridades investigar al dueño de esta empresa.

“No les importa la seguridad, no tienen ningún control ni medidas de seguridad”, subrayó Peña, quien comentó que existe “mucha desinformación” sobre el caso de su hija. La familia espera encontrarla “ya sea viva o muerta”, indicó su padre.

Esta búsqueda, sin precedentes en el país, ha sido infructuosa a más de una semana de su desaparecimiento. Los trabajos de localización se han centralizado en las aguas, realizado patrullajes a través de embarcaciones de distinto calado, así como sobrevuelos mediante helicópteros y aeronaves de la Fuerza Aérea Hondureña en Roatán Utila, Guanaja, La Ceiba y Puerto Cortés.

A la búsqueda también se unieron varios buzos, quienes se sumergieron a lo más profundo con el fin de ubicar rastros de la joven turista. Asimismo, en las últimas horas ingresó al océano un submarino privado que descendió hasta 1,000 pies, pero no se halló nada.

Autoridades de Belice y Guatemala se sumaron a la búsqueda, sin mayor éxito hasta ahora. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) emitió el pasado jueves una notificación amarilla a través de la Interpol (consignada en 195 países) para dar con su paradero.

La familia Peña Melgares ofreció 250,000 lempiras como recompensa para quien dé información fidedigna de su ubicación, ya que al no ser localizada por ningún lado del mar, suponen podría tratarse de un rapto, lo que le daría un nuevo giro al curso de las investigaciones.

Según las autoridades hondureñas, Peña salió el sábado 1 de enero por la tarde con una hermana y un guía desde West Bay. Poco tiempo después las hermanas decidieron que el guía les dejara solas y, según las investigaciones, Angie Samantha regresó a dejarlo al punto de partida, y después, con malas condiciones del tiempo, no se volvió a saber nada.