13/08/2022
01:32 PM

Más noticias

Es viable una constituyente, dicen invitados del Gobierno

El Gobierno realizó un foro de izquierda donde se centró el tema de una nueva Constitución de la república.

Tegucigalpa. La principal conclusión a la que llegó un grupo de panelistas internacionales en el foro “Una constitución democrática para que los hechos no se repitan”, es que Honduras debe comenzar el debate para la construcción de una nueva Constitución.

El foro fue auspiciado por el Gobierno en el marco de la conmemoración de decimotercer aniversario del golpe de Estado de 2009 al expresidente Manuel Zelaya Rosales.

Entre los panelistas figuraron representantes del Foro de Sao Paulo y de partidos políticos de izquierda de Venezuela, Cuba, Nicaragua, Argentina, Ecuador, entre otros, quienes opinaron que la actual Constitución de la república fue diseñada para favorecer a la oligarquía, por lo que el debate debe iniciar en el país.

“La Constitución debe nacer y defenderse en las calles, no en una asamblea, en cuatro paredes”, incitó Ricardo Patiño, excanciller de Ecuador y un hombre muy cercano al expresidente ecuatoriano Rafael Correa, investigado por corrupción en su país.

“Una nueva Constitución beneficia ampliamente a la sociedad hondureña”, aseveró.

Juan Carlos Hernández, exembajador de Cuba en Honduras, señaló que es “importante” que en Honduras se apruebe una nueva carta fundamental “que se adapte a las realidades del país”. Héctor Alemán, del Partido Revolucionario de Panamá, dijo: “Es un derecho que no se discute, al que no hay que pedirle permiso a nadie”.

En diversas ocasiones, el expresidente y actual asesor presidencial Manuel Zelaya Rosales ha señalado que en el país no existe un ambiente para abordar el tema de la nueva Constitución.

Sin embargo, los invitados por el Gobierno centraron sus participaciones en el tema de una nueva Constitución.

" El derecho del pueblo hondureño a darse una nuevaconstituciónes un derecho natural. "

Invitados

En el foro también participaron los expresidentes de Paraguay, Fernando Lugo; de Ecuador, Rafael Correa y el enviado especial de Nicolás Maduro y excanciller de Venezuela, Jorge Arreaza.

“El presidente (Hugo) Chávez tenía la certeza de que el pueblo hondureño iba a perseverar para que la familia Zelaya asumiera el poder de Honduras, es histórico”, declaró Arreaza.

Los invitados internacionales son considerados amigos del actual Gobierno, ya que “en su momento acogieron al expresidente Zelaya y su gobierno, brindaron una ayuda durante y después del golpe, son amigos de este Gobierno”, acotó el canciller Eduardo Enrique Reina.

Durante su discurso, la presidenta Xiomara Castro dijo que el 28 de junio de 2009 “se derrocó al mejor presidente de la historia de Honduras”.

“Conmemoramos la lucha del país contra el golpe de Estado que desgració al país, hay una deuda histórica contra las víctimas del golpe de Estado.

Víctimas que durante 13 años han resistido la represión, hoy y siempre conmemoramos a la resistencia hondureña”, agregó Castro. Recalcó en su discurso desde la toma de posesión, que tras 152 días de Gobierno “heredé una nación en ruinas”.