11/08/2022
07:24 PM

Más noticias

No hay consenso por alza a tasa vehicular y arrecian protestas en La Ceiba

La sociedad civil pide la derogación del aumento del 100%. La alcaldía solo lo suspendió por seis meses.

LA CEIBA. Unas doce organizaciones de la sociedad civil sitiaron ayer la ciudad de La Ceiba en protesta por el aumento del 100% a la tasa vehicular municipal.

Los manifestantes se tomaron los accesos a los puentes Danto, Reino de Suecia y Saopín desde las 5:00 am hasta horas de la noche, impidiendo el paso vehicular hacia el departamento de Colón y la ciudad de Tela.

La población exige la derogación de dicho aumento, aprobado recientemente en sesión de Corporación Municipal, el cual entrará en vigencia a partir de 2023.

La alcaldía que dirige Bader Dip pretende recaudar unos 24.5 millones de lempiras anuales por medio del nuevo cobro.

Con esos fondos se desarrollarán tres grandes obras en la ciudad. Dos puentes a desnivel sobre la carretera CA-13, uno en la intersección de la colonia Suyapa y el otro frente a la gasolinera Santa Marta; asimismo, la ampliación del bulevar del este. Con estas obras se espera descongestionar las entradas y salidas a la ciudad, por el sector este y oeste, provocado por el gran tráfico vehicular.

La Corporación Municipal iniciará un proceso para solicitar un decreto legislativo mediante el cual se faculte a la comuna ceibeña a utilizar por un período de 15 a 20 años el total de lo recaudado por esta tasa y, una vez logrado dicho decreto, poder solicitar un préstamo ante la banca privada para el desarrollo de los proyectos antes mencionados.

La tarde del pasado lunes, la Corporación Municipal se reunió con miembros de la Cámara de Comercio que piden la derogación del aumento y con las organizaciones que rechazan la iniciativa.

En esa reunión, los corporativos decidieron suspender el aumento por seis meses y se creó una comisión integrada por las tres partes para buscar la forma de obtener los fondos que no sea vía impuestos. Sin embargo, las organizaciones populares exigieron la derogación y no la suspensión, por lo que decidieron arreciar las protestas.

“Si no hay un documento donde se diga que se deroga el aumento a la tasa vehicular, no vamos a echar marcha atrás. La solución es la derogación del aumento impositivo y nos sentamos a dialogar. No estamos en contra del desarrollo de la ciudad, pero hay que consensuarlo”, dijo Geovanni Maradiaga, de la Asociación de Taxis Unidos (Ataxu).

“Si el cien por ciento es mucho, modifiquémoslo, pero que la comisión tome la decisión”, indicó el jefe edilicio de La Ceiba, Bader Dip.