11/08/2022
05:52 AM

Más noticias

Cancillería confirma que son cuatro los hondureños fallecidos en tráiler en San Antonio, Texas

De los cuatro hondureños, tres connacionales portaban pasaporte y uno de ellos solo tenía identidad, dos hombres y dos mujeres.

Tegucigalpa, Honduras

El canciller de Honduras, Eduardo Enrique Reina, confirmó este martes que ascendió a cuatro, el número de hondureños fallecidos en el interior de un camión aparcado en las afueras de San Antonio, en la frontera de Texas, Estados Unidos.

Reina explicó que de los cuatro hondureños, tres connacionales portaban pasaporte y uno de ellos solo tenía identidad, dos hombres y dos mujeres.

“El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) y el Condado de San Antonio informaron que cuatro de los fallecidos portaban identificación hondureña, tres portaban pasaporte y una persona su tarjeta de identidad, son dos hombres y dos mujeres”, acotó.

“Estamos trabajando a tiempo completo para proporcionarle la información dactilar a Medicina Forense del Condado en San Antonio y de confirmarse la documentación encontrada entonces se darán a conocer los nombres para que los familiares se presenten a la Cancillería y de esa forma proceder a la repatriación de los cuerpos”, finalizó.

Tragedia en Texas

Al menos 50 migrantes fueron encontrados muertos dentro y en los alrededores de un camión abandonado en una carretera de San Antonio, Texas.

Al menos 22 eran mexicanos, siete guatemaltecos y cuatro hondureños, mientras se desconoce la identidad de las demás víctimas.

“Estaban calientes al tacto, sufrían de golpes de calor (...) ya que no había indicios de agua en el vehículo”, dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

Se trata de la mayor tragedia de tráfico de personas de las últimas décadas sucedida en el interior de Estados Unidos.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine-Jean Pierre, dijo este martes que lo sucedido en San Antonio es “absolutamente horroroso y que rompe el corazón”, a la vez que reivindicó las acciones del Gobierno estadounidense contra las redes de trata que, según dijo, han permitido arrestar a 1.800 personas en dos meses.

Y el papa Francisco pidió rezar por las víctimas, que según dijo “perseguían una vida mejor”, y pidió además que “estas desgracias no sucedan de nuevo”.

La tragedia de San Antonio es un capítulo más de la crisis migratoria sin precedentes que afronta la región, donde Estados Unidos detectó a más de 1,7 millones de indocumentados cruzando la frontera con México, mientras la política de asilo sigue restringida.