03/07/2022
12:32 PM

Más noticias

Sigue la brecha en la paridad de género en política

Debido a que estos principios solo rigen para aquellos partidos que no realizan elecciones primarias, su impacto en los comicios generales será marginal, coinciden aspirantes políticos.

SAN PEDRO SULA

Las estructuras de los partidos políticos de Honduras se encuentran mayormente compuestas y dominadas por hombres y los órganos de decisión siguen caracterizados por modelos masculinos de ejercicio del poder.

Según constató el informe Persistencia de Inequidades y Obstáculos para la Participación Política de las Mujeres, elaborado por el Observatorio Político de Mujeres y apoyado por diferentes instancias de Naciones Unidas, el 92% de 43 candidatas encuestadas dijeron haber estado expuestas y/o enfrentaron situaciones de violencia contra la mujer en política.

Las entrevistadas dijeron que los sucesos ocurrieron en las campañas electorales, al interior de sus propios partidos y en el ejercicio de su cargo, sea como diputadas, alcaldesas o regidoras.

En total 275 alcaldías son dirigidas por hombres y 23 son lideradas por mujeres.

“Una de mis principales pasiones es la lucha contra la impunidad y la corrupción, pero como mujer he visto en estos once años de participar en la política lo realmente duro que es para la mujer hondureña el participar en este tipo de espacios”, refirió Fátima Mena Baide, candidata a diputada por Cortés por el Partido Salvador de Honduras (PSH).

La abogada dijo que producto de la cultura machista que impera en diferentes ámbitos de la sociedad hondureña “incluso cuestionan nuestra capacidad por el simple hecho de ser mujer”.

En Honduras, la conquista de los derechos políticos de las mujeres se encuentra reflejada en cinco principales hitos: reconocimiento del derecho al voto de las mujeres en 1954 y su aplicación en el año 1957; la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer (2000), que incluyó el mecanismo de la cuota de género -o cupo femenino- de 30%; la Ley General de Elecciones y de Organizaciones Políticas, de 2004, que contiene un capítulo de “Igualdad de oportunidades políticas”; en 2016, la adopción formal de la paridad y alternancia en reformas a la Ley Electoral, e inclusión en la Ley Electoral (2021).

La participación de la mujer en el congreso nacional 2018-2022 es del 21%.

En esta última se comienza a aplicar el mecanismo de alternancia (mujer-hombre u hombre-mujer), pero que no se aplica en las planillas de diputaciones suplentes, ni tampoco se considera su implementación en las elecciones generales para los partidos políticos que llevan a cabo elecciones primarias.

“Hay que tener una visión para que la norma no solo sea declarativa, sino que también surta los efectos; es decir, cerrar las brechas de desigualdad”, manifestó la abogada Mena Baide.

Experiencias

Con una trayectoria de más de 20 años en el área de ventas y ahora como emprendedora de una granja avícola, Bárbara Parrish busca ser la primera alcaldesa en la historia de San Manuel, Cortés.

“Es la primera vez que va una mujer como candidata a la alcaldía del municipio y es doble reto de convencer a la gente de que las mujeres somos capaces, que podemos hacerlo y que tenemos la voluntad para hacerlo. Los hombres han demostrado que no han hecho, por eso es el momento de cambiar”, expresó la aspirante por el Pinu-SD.

En 2017, de las 298 corporaciones municipales que tiene el país, el Partido Nacional obtuvo 173 (155 hombres y 18 mujeres), el Partido Liberal obtuvo 89 (86 hombres y 3 mujeres) y el Partido Libertad y Refundación obtuvo 31 (29 hombres y 2 mujeres).

Dato

Uno de los principales retos es que las posiciones de decisión (dirección o secretario general) son ocupadas por hombres en la mayoría de partidos.

El resto de las 5 corporaciones municipales las obtuvieron Alianza Patriótica Hondureña en La Lima; el Partido Demócrata Cristiano de Honduras, que obtuvo la alcaldía de Nueva Armenia, Francisco Morazán; el Partido Vamos Movimiento Solidario, que obtuvo la alcaldía de La Unión, Copán, y dos candidatos independientes que obtuvieron alcaldías en el municipio de Esquías y La Villa de San Antonio, en Comayagua.

Para los comicios generales próximos, todo apunta a que seguirá la tendencia, puesto que más del 80% de los candidatos a alcaldes de los tres partidos políticos con mayor electorado son encabezados por hombres.En tanto, el actual Congreso Nacional está compuesto por 27 diputadas y 101 legisladores.

“Con esto que se logró la paridad, todos los partidos tuvieron que buscar mujeres. No sé si todas las mujeres que van en planillas están calificadas, pero no tienen menos calificaciones que todos los hombres que van. Esperaría que el electorado busque mujeres”, dijo Lourdes Mejía Haward, candidata a diputada por Cortés por el Pinu-SD.

Para la abogada, en la medida que haya paridad en el CN la situación del país cambiará, “porque tenemos una visión más clara de las necesidades de los hogares, de la economía y del día a día. Las mujeres son cabeza de familia en el 70% de los hogares”.

En esa misma línea, Leiby Torres, aspirante a diputada por Cortés por el PSH, consideró que persiste una apatía. “Las mujeres a veces no deseamos estar en estos roles, ya que nos han hecho creer que son para hombres”.

Sigue la brecha en la paridad de género en política