Tegucigalpa, Honduras

La convocatoria a elecciones primarias que el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene programada para el 13 de septiembre está garantizada institucionalmente porque si persiste la negativa de la presidenta Rixi Moncada, el caso será resuelto por mayoría de votos.

Fuentes vinculadas a este organismo colegiado dijeron que el proceso electoral fijado para el 14 de marzo de 2021 va y solo un caso realmente de fuerza mayor lo puede impedir.

La consejera presidenta puso en duda anteayer el desarrollo del proceso al afirmar que “el Consejo (Nacional Electoral) no puede hacer una convocatoria con un pedazo de censo, con un censo parcial porque es violatorio de la Constitución y de la ley”.

Sépalo
El expresidente del otrora Tribunal Supremo Electoral (TSE), Arístides Mejía, dijo que es “peligroso que se diga por parte de una consejera que está en contra de que se haga la convocatoria el 13 de septiembre”.
Moncada rechazó el censo provisional de 1.7 millones de hondureños que el Registro Nacional de las Personas (RNP) entregará al CNE el 28 de agosto porque, según ella, es el mismo de las elecciones pasadas y abriría la ruta para un nuevo fraude en las generales de noviembre del próximo año.

Exfuncionarios electorales, que conocen cómo se resuelven estos casos, consultados, recordaron que el CNE es un organismo colegiado y cuando hay disensos se somete a votación.

El Partido Nacional y el Partido Liberal, que ya se unieron para que fuera Moncada precisamente la primera presidenta del ente, votarán por la convocatoria independientemente del problema del censo que en efecto contiene irregularidades.

La presidenciable del partido Libre, Xiomara Castro, aplaudió la denuncia de Moncada al indicar que “convocar a elecciones sin nueva identidad y con el viejo censo que pretenden corregir en línea, es abrir puertas a un nuevo fraude de la dictadura bipartidista”.