La deuda política sube a 60 lempiras por cada voto

El dictamen de la ley electoral elimina el 15% que se le garantizaba a los partidos minoritarios.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), hoy Consejo Nacional Electoral, es la entidad canalizadora de la deuda política.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE), hoy Consejo Nacional Electoral, es la entidad canalizadora de la deuda política.

TEGUCIGALPA.

El precio de cada voto en las próximas elecciones será de 60 lempiras, que el Estado pagará a los partidos participantes en concepto de deuda política, según lo establece el dictamen de la nueva ley electoral.

La información fue revelada por fuentes vinculadas a las comisiones técnica y de dictamen, que desde el año pasado trabajan en la preparación del nuevo cuerpo jurídico, que será concluido esta semana.

La deuda política pasará de esta forma de 20 lempiras, como lo establece actualmente la ley electoral, a 60 lempiras, lo que significará un incremento del 200% por voto.

L191 millones recibieron los diez partidos en concepto de deuda política en las elecciones de 2017.

Aunque en la actualidad la ley habla de 20 lempiras por cada voto válido, la Secretaría de Finanzas lo que finalmente paga es 39 por cada sufragio, atendiendo el nivel inflacionario establecido por el Banco Central de Honduras (BCH).

El propósito de modificar el costo de la deuda política afectará drásticamente los ingresos de los partidos minoritarios, pero aumentará las arcas de los mayoritarios.

Sin embargo, lo que se busca es “adecentar la política”, justificó uno de los miembros de las comisiones que prepararán el dictamen de la Ley del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Ningún partido político podrá recibir menos del 15 % de la suma asignada al partido político que obtenga el mayor número total de sufragios”, dice la actual ley. Con la reforma desaparece el 15%.

Los partidos emergentes recibieron 9.1 millones de lempiras por su participación en las elecciones generales de 2017.

En las de 2021 si solo sacan cinco mil votos recibirán como mínimo 300,000 lempiras. No obstante, un partido mayoritario que saque un millón de votos obtendrá 60 millones de lempiras, casi el doble de lo que recibía antes.

La Prensa