San Pedro Sula, Honduras

La baja matrícula, el poco presupuesto y la falta de condiciones físicas y pedagógicas de los centros educativos no gubernamentales son las principales causas de que muchos cierren.

Bilingües
En la ciudad hay 70 centros bilingües que imparten sus clases con la modalidad americana, es decir, de agosto a junio. En 2017, dos de esos centros cerraron por la poca cantidad de alumnos que se matricularon.

Durante 2017 y en lo que va de este año, las autoridades de la Dirección Departamental de Educación registran el cierre de 13 centros educativos. Muchos de los cierres son temporales, algunos las autoridades de la Departamental los cierra porque no cuentan con las condiciones. “A muchos se les obliga a cerrar porque no cuentan con las condiciones físicas o pedagógicas necesarias para brindarle enseñanza a los menores”, dijo uno de los empleados del departamento legal. En los últimos años la departamental ha corregido esos problemas a través de los procesos de verificación que se realizan en diferentes barrios y colonias.

Sara Doris Sambulá dijo que el proceso de cierre de algunos centros se debe a que muchos no tienen los suficientes ingresos para sostenerse. “Inicialmente se verifica la institución para conocer las causales que originan el cierre, dentro de esos procesos está el no haber alcanzado la parte presupuestaria para la sostenibilidad, el otro elemento es que la Departamental verifica si están trabajando con sus acuerdos legales y la documentación necesaria”.

Los directores distritales regulan que las instalaciones sean aptas para dar clases.

“No podemos seguir abriendo centros en lugares donde sean casas de habitación”, dijo Sambulá. Este año la matrícula de los centros educativos no gubernamentales en San Pedro Sula es de 72,175, de acuerdo con los datos de Infotecnología.