Tegucigalpa

Autoridades de Educación, Congreso Nacional y dirigencia magisterial acordaron crear un fondo de 428,723,080 lempiras para otorgar plazas permanentes a más de 4,200 maestros del Programa Hondureño de Educación Comunitaria (Proheco).

El fondo abarcará parámetros como la inscripción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), los beneficios que ofrece el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema) y los pagos salariales correspondientes al decimotercer y decimocuarto mes.

Esta iniciativa es un acuerdo ya pactado meses atrás entre los docentes, autoridades educativas y la comisión de educación del Congreso Nacional, presidida por el diputado Edgardo Casaña.

La vigencia de este régimen especial será desde 2023 hasta 2025, es decir que a partir de enero del próximo año cada maestro Proheco comenzará a gozar de estos beneficios.

Según Juan Martínez, representante de Proheco, ya está el borrador del reglamento que será el encargado de regularlos, de esta forma serán parte del sistema educativo público.

“El ministro de Educación (Daniel Esponda) ya dio el visto bueno, nosotros vamos con los beneficios del Seguro Social y del Inprema”, aseguró.

En el trato entre ambas partes se fijó un salario base de 9,800 lempiras para cada docente, los cuales podrán ir incrementando según se agreguen nuevos términos.

Sin embargo, este salario y aumentos aplicarán a los maestros que cumplan con el requisito de la licenciatura, otorgada exclusivamente por la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Dentro de este proyecto, quedaron fuera al menos 1,500 docentes que formaban parte de Proheco debido a que fueron expulsados por presentar documentación falsificada.