Tegucigalpa, Honduras.

Tres de los diputados que formaron parte de la comisión de dictamen del nuevo Código Penal conformarán el equipo técnico que volverá a socializar el articulado de este instrumento jurídico.

El secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, informó que “hay diputados actuales que trabajaron en este Código; Mario Pérez está trabajando en el tema, Jorge Cálix, Marco Velásquez y otros diputados que fueron miembros de la comisión dictaminadora”.

“Hay asesores, doctores en Derecho en el Congreso que estuvieron trabajando y que van a estar acompañando este equipo para escuchar a los actores, sus posiciones y después tomar la decisión que sea la mejor para todos”, agregó.

En el artículo 635 del Código se estipula que entrará en vigor seis meses después de su divulgación en La Gaceta, es decir, hasta el 10 de noviembre.
El pasado 20 de marzo, el titular del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, anunció que durante el receso del órgano unicameral, un equipo técnico se reunirá con diferentes sectores de la sociedad para nuevas jornadas de socialización del marco legal que sustituirá al que está vigente desde 1983. Indicó que en estos encuentros se recogerán insumos para revisar las disposiciones que han ocasionado controversia y rechazo de distintos actores sociales.

Desde su promulgación en el Diario Oficial La Gaceta, este conjunto de normas ha sido considerado como lesivo para la libertad de expresión al igual que la de prensa. Mientras que las penas para ilícitos de corrupción, lavado de activos, entre otras figuras delictivas, se ven disminuidas respecto al Código que se encuentra en vigencia.

LEA: Declaran inadmisible la recusación en caso 'Narcopolítica'

La crítica de juristas, así como la advertencia del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), la Asociación de Prensa Hondureña (APH), incluyendo otras organizaciones civiles, de interponer acciones en contra de este instrumento que contempla sanciones por delitos en materia penal, no solo ha llevado al CN a someterlo a una nueva socialización para efectuar cambios, sino también analizar prorrogar su vigencia, ya sea en 12 o 18 meses.