Tegucigalpa, Honduras.

Aunque la alerta verde emitida por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) culmina al mediodía de hoy, se determinará si se vuelve a extender, según se confirmó ayer.

Las condiciones lluviosas para el inicio de esta semana continuarán en gran parte del país, con actividad eléctrica al igual que vientos racheados. Este miércoles, Copeco decretó la advertencia para siete departamentos, la mayoría en la parte central, a causa de un sistema de baja presión en el Pacífico.

Después, la alerta se prolongó por 72 horas más, incluyendo a Intibucá, Lempira y Copán. Las últimas lluvias han provocado que la humedad del suelo ronde entre un 45 a 75%, lo cual aumenta la probabilidad de deslizamientos por saturación de agua.

En el kilómetro 21 de la carretera que conduce de la capital a Valle de Ángeles se reportó ayer un deslave, lo que obstruyó temporalmente el tránsito vehicular en uno de los carriles.

Seis viviendas resultaron anegadas ayer por el desbordamiento de un canal de irrigación en Taulabé, Comayagua. Personal de Copeco acudió al lugar para inspeccionar los daños ocasionados por las lluvias y prestar ayuda.

Entretanto, la repentina crecida del río Goascorán afectó a varias familias de la zona de Muruhuaca.