Atic secuestra documentos en Copeco por compra del hospital móvil de Villanueva

Esta es la segunda ocasión en que agentes de la Atic llegan a Copeco en busca de documentación original sobre la adquisición.

Fiscales y agentes de la Atic al interior de Copeco para revisar documentos sobre la compra.
Fiscales y agentes de la Atic al interior de Copeco para revisar documentos sobre la compra.

Tegucigalpa, Honduras.

Elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) llegaron este martes a las instalaciones de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) para secuestrar documentación original vinculada al hospital móvil de Villanueva, Cortés.

Yuri Mora, portavoz del Ministerio Público (MP), informó que anteriormente pidieron documentos originales de la compra de dicho hospital móvil, sin embargo, nunca los enviaron a la institución, a raíz de esto, los agentes procedieron personalmente a decomisar los documentos en Copeco.

El pasado 3 de julio, también la Atic se movilizó hasta Copeco para secuestrar documentación producto de las investigaciones que se siguen en torno al uso de fondos para enfrentar la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

Lea además: L2.4 millones gastó Copeco en compra de comida en seis días

En un comunicado el Ministerio Público explicó que la actividad era en seguimiento a las investigaciones sobre la instalación del hospital móvil en Villanueva, Cortés, pese a que no contaba con los servicios básicos.

Jorge Galindo, portavoz de la Atic, dijo en ese momento que corroboraban información para verificar documentos sobre la compra e instalación del hospital móvil de Villanueva, ya que a inicio de este año se instaló sin tener los servicios básicos.

hospital.1177(1024x768)
Carpa de aislamiento instalada en Villanueva por los masivos contagios de coronavirus.

El vocero recordó que en total son 11 líneas de investigación por el manejo de los montos para manejar la pandemia de coronavirus en Honduras. "En estos casos de corrupción estamos buscando facturas, contratos suscritos con empresas para poner estos hospitales y proveedores para poder ver con peritos cualquier posible inconsistencia", mencionó Galindo.

Por su parte, Wálter Perdomo, alcalde de Villanueva, reaccionó sobre el secuestro de documentos en Copeco y agregó que a él le tocó dar su declaración ante el Ministerio Público en meses anteriores.

Relacionada: Compra de clínica móvil estuvo plagada de múltiples anomalías

"Como no teníamos ningún documento, rendimos declaración al Ministerio Público diciendo que la instalación no tenía ningún servicio público. En el caso de la Municipalidad de Villanueva, las pequeñas inversiones que hemos podido realizar han sido publicadas en el portal de transparencia del Instituto de Acceso a la Información Público y el Tribunal Superior de Cuentas, ya que no nos queremos vernos involucrados en estas compras que fueron manejadas por Copeco", manifestó el alcalde a medios de comunicación.

Antecedentes

La compra del hospital móvil de Villanueva y su unidad de aislamiento, adquiridos por Copeco a una empresa de Estados Unidos, por un valor de 5.5 millones de lempiras (223,353.16 dólares), estuvo plagada de una serie de supuestas inconsistencias e irregularidades.

La adquisición de las carpas fue autorizada por el extitular de Copeco, Gabriel Rubí Paredes, a principios de marzo, justo un mes antes de ser separado del cargo tras salir a luz pública una serie de anomalías en la compra de materiales y equipo de bioseguridad para enfrentar la pandemia.

También: GyT: venta de termómetros fue anulada

La transacción de estas tiendas de refugio y su puesta en funcionamiento es una de las 11 líneas de investigación emprendidas por la Fiscalía para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic).

Copeco instaló el hospital móvil en Villanueva en los primeros días del mes de abril, pero la clínica fue dejada en el abandono porque no contaba con servicios básicos. Fue hasta el 22 de abril que el Ministerio Público inició una investigación por el abandono y desuso del hospital móvil en Villanueva.

La Prensa