L2.4 millones gastó Copeco en compra de comida en seis días

Las raciones supuestamente fueron compradas para el personal de la UME y centros de triaje.

La comida supuestamente era para el personal de Copeco en el triaje de la Villa Olímpica.
La comida supuestamente era para el personal de Copeco en el triaje de la Villa Olímpica.

Tegucigalpa, Honduras.

El derroche y el despilfarrro de los fondos destinados a atender la pandemia por parte de los responsables de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) no tuvo límites. En menos de seis días, las autoridades de ese organismo erogaron cerca de 2.4 millones de lempiras en la compra de miles de raciones de alimentos que no tienen sustento documental, lo que crea dudas.

Además de la adquisición sobrevalorada de mascarillas que provocaron un perjuicio de 29.2 millones de lempiras al Estado y la compra de 310 ventiladores mecánicos que están en desuso en los hospitales, Copeco se excedió en la adquisición de otros implementos médicos y servicios.

Según documentos en poder de LA PRENSA, la mayoría de estas compras fueron autorizadas por el entonces titular de Copeco, Gabriel Rubí, quien dimitió el 21 de abril acosado por una serie de señalamientos por compras irregulares. Mediante solicitudes de acceso a la información pública, la Unidad de Datos e Investigación de Diario LA PRENSA accedió a la información documental, principalmente facturas hechas a mano, de las compras efectuadas por esta institución entre el 15 de abril hasta el 20 de mayo del presente año.

LEA: Al descubierto “mascarillazo” en Copeco por L29.2 millones

Parte de esa información consigna que entre el 25 de abril y el 4 de mayo, Copeco compró bajo la figura de “suministro de alimentación”, miles de desayunos, almuerzos y cenas supuestamente para atender al personal designado en la Unidad Médica de Emergencia UME y los centros de triaje de la Villa Olímpica, entre otros.

Para tal efecto se emitieron las facturas 3114, 3120, 3121, 3122, 3126, 3127, 3128 y 3129 a favor de Coffee Snacks Rincón de Dios, Alimentos y Servicios Ktrachos y Golosinas Yesenia por un total de 2,378,272 lempiras. Cabe indicar que las facturas no consignan la documentación de respaldo que corrobore la compra y la entrega de estos alimentos.

Por ejemplo, solamente en la factura número 3122 con fecha 1 de mayo de 2020 se detalla la compra de más de 14,200 desayunos, almuerzos y cenas por un valor de 1,040,995 lempiras a favor de Golosinas Yesenia, negocio que no existe en el registro de proveedores del Estado ni cuenta con registro mercantil.

Ese mismo día, según se consigna en las facturas 3121 y 3126 se compró otra cantidad similar de desayunos, almuerzos y cenas por L523,097 a Alimentos y Servicios Ktrachos y a Coffee Snacks Rincón de Dios. El resto de las compras se hicieron el 25 y 30 de abril y los días 2, 3 y 4 de mayo del año en curso; es decir, que en seis días, Copeco compró miles de raciones de comida para alimentar a dos batallones, y lo que despierta dudas de este gasto es que los documentos no especifican claramente las cantidades, los beneficiarios y los sitios específicos de entrega de la alimentación.

Puerto Libre Internacional S.A dice que ofertó el mejor precio

TEGUCIGALPA. La sociedad Puerto Libre Internacional confirmó ayer la venta de 300,000 mascarillas KN95 a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco); pero aseguró que no hubo sobrevaloración porque ofrecieron el mejor precio de mercado en ese momento, considerando que la pandemia disparó los implementos médicos a nivel mundial.
Ejecutivos de la empresa se comunicaron con LA PRENSA e indicaron que de hecho su oferta fue la de menor valor en comparación con las restantes propuestas presentadas por las empresas proveedoras de mascarillas a Copeco. En los documentos a los que tuvo acceso LA PRENSA se consigna que Puerto Libre Internacional S.A vendió 300,000 mascarillas KN95 a un valor de L75 la unidad para hacer un total L22.5 millones, L25 más barata a las restantes proveedoras.
Los ejecutivos indicaron que los barbijos se terminaron de entregar en mayo pasado, pero a la fecha Copeco no ha pagado el valor total de las mascarillas provistas.

La Prensa