Al descubierto “mascarillazo” en Copeco por L29.2 millones

Una investigación de Diario LA PRENSA detectó la compra de 1.3 millones de mascarillas con sobreprecio de 43.1% entre marzo y mayo.

Mascarillas adquiridas por Copeco durante la crisis por el covid-19 en Honduras.
Mascarillas adquiridas por Copeco durante la crisis por el covid-19 en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

La sobrevaloración de equipos y materiales médicos y hospitalarios se convirtió en la práctica más común en las instituciones públicas responsables de las compras durante la emergencia sanitaria.

Así quedó plasmado en un nuevo trabajo periodístico preparado por el equipo de Datos e Investigación de Diario LA PRENSA con base en solicitudes de acceso a la información pública formuladas a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

LA PRENSA hizo un análisis y un cruce de datos con la información proporcionada, que incluyó todas las compras realizadas por Copeco entre el 15 de marzo de 2020, tras decretarse la emergencia sanitaria por el covid-19, y el 20 de mayo pasado.

En vista que ya había una investigación en curso por la adquisición de artículos domésticos y otro equipamiento para las áreas de triaje a cargo de Copeco, el equipo de datos concentró su investigación en la compra de mascarillas descartables, KN95 y N95.

LEA: Honduras reporta 523 nuevos contagiados por coronavirus y 8 nuevos fallecidos

De la información recabada y analizada en ese período se descubrió que Copeco compró 1,263,050 mascarillas a siete empresas por L67.5 millones, sin incluir otros implementos médicos, como guantes, trajes, gafas de protección, termómetros infrarrojos y oxímetros, entre otros. Las empresas favorecidas en la adquisición de barbijos fueron almacenes Xtra, City Comercial, Inversiones y Equipos S de RL, Alexander Logistic Trading S de RL, Comercializadora y Consultora de Productos de Exportación e Importación S de RL, Puerto Libre Internacional y Marquise S.A.

Estas empresas vendieron las mascarillas KN95 a un precio promedio de L100 la unidad, la N95 a L136 y las descartables a un precio unitario de L16. Sin embargo, al hacer el contraste con las compras de estos mismos productos realizadas en abril de este año por el Fideicomiso de Banco de Occidente y la Secretaría de Salud se encontró que los valores se inflaron entre un 40 y 50%. El Fideicomiso compró la misma mascarilla N-95 a L67.7, la KN95 a L49.35 y la desechable a L10 la unidad. En la factura número 3089 del 8 de abril de 2020 se consigna, por ejemplo, que Copeco compró a Puerto Libre Internacional 300,000 mascarillas KN95 a un valor unitario de L75 para un total de L22.5 millones. Tomando como referencia los precios del Fideicomiso para el mismo producto (L49.35) se comprobó que solo en esa compra hubo una sobrevaloración de L7.6 millones.

Mientras tanto, a City Comercial y a Inversiones y Equipos les compró la misma mascarilla a L100 la unidad, es decir, una sobrevaloración de más de 50%. Además Copeco adquirió a Comercializadora y Consultora de Productos el tapaboca N95 a un precio de 136 lempiras, que al contrastarlo con el valor de compra del Fideicomiso (L67.7) arrojó un sobreprecio de 6.9 millones en 100,000 unidades adquiridas. De todas las compras, la empresa Marquise SA es la que vendió al valor más bajo de L8.25 cada tapaboca descartable; sin embargo, a las restantes proveedoras Copeco les pagó a L16 cada uno. Con base en la información analizada se concluye que en esas compras hubo un perjuicio al Estado de L29.2 millones.

Si estas compras se hubiesen hecho a través del Fideicomiso, el Gobierno solo hubiera pagado L38.4 millones y no L67.5 millones, unos 2.7 millones de dólares.

También compró termómetros infrarrojos a la empresa del esposo de diputada Waleska Zelaya

TEGUCIGALPA. La empresa Grupo Gestión y Tecnología (G y T), de Juan José Lagos Romero, esposo de la diputada nacionalista Waleska Marlene Zelaya, también fue una de las favorecidas en la adquisición de implementos médicos sobrevalorados por Copeco. A la sociedad G y T se le compró 400 termómetros infrarrojos a un valor unitario de L1,493.30, para un total de L597,320.
Llama la atención que en la factura número 3070, el valor de los termómetros es de L1,375, pero la misma fue anulada y se emitió una nueva factura número 3071 que consigna un precio de 1,493.30, es decir, L118.30 más alto. Este mismo aparato, Copeco lo compró a la sociedad Marquise SA a L1,081.00 la unidad, L412.30 más barato. La Fiscalía investiga a G y T por la venta de 474,000 mascarillas a Inversión Estratégica (Invest-H).

La Prensa