Corte Suprema de Justicia recibe dos nuevas solicitudes de extradición

Un hondureño y un costarricense serían los pedidos en extradición, cuyo país solicitante no ha sido revelado.

Fachada de la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa.
Fachada de la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa.

Tegucigalpa.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras ha recibido dos nuevas solicitudes de extradición de dos personas implicadas en varios delitos, informó este sábado una fuente judicial.

El portavoz del Supremo hondureño, Melvin Duarte, confirmó a periodistas que las nuevas solicitudes ya fueron recibidas por el poder Judicial.

Duarte no precisó los nombres de estas personas, ni las causas de la petición, pero señaló que el pleno de magistrados se reunirá el próximo lunes para designar a los jueces que conocerán las solicitudes de extradición.

Según medios locales, un hondureño y un costarricense serían los pedidos en extradición, cuyo país solicitante tampoco ha sido revelado por las autoridades.

Solicitud de extradición de Matta Waldurraga

Honduras solicitó la semana anterior a Colombia la extradición del hondureño Juan Ramón Matta Waldurraga, quien viajó a ese país tras cumplir dos años de prisión en Estados Unidos por el tráfico de drogas.

El pasado 3 de enero, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia resolvió "procedente" la solicitud de extradición de Matta Waldurraga presentada por el Ministerio Público y ordenó "seguir el trámite correspondiente".

Juan Ramón Matta Waldurraga fue requerido en el aeropuerto El Dorado en Bogotá, Colombia.

Matta Waldurraga presentó el 7 de diciembre de 2017 su declaración de culpabilidad ante una corte de Nueva York y se declaró culpable del delito de "conspiración para el tráfico de drogas" en Estados Unidos.

Además de admitir su culpabilidad, el hondureño acordó con la juez Kiyo Matsumoto, que lleva el caso, entregar 1.7 millones de dólares, según medios locales hondureños.

Matta Waldurraga, quien en agosto de 2017 se entregó de manera voluntaria a miembros de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), no tenía orden de captura en Honduras.

Su padre, Juan Ramón Matta Ballesteros, fue capturado en Tegucigalpa en abril de 1988 por agentes de la DEA y fue llevado a Estados Unidos, donde en enero de 1990 fue condenado a cadena perpetua.

En agosto de 2014, las autoridades hondureñas aseguraron varios bienes inmuebles de Matta Ballesteros, registrados a nombre de sus hijos, porque habrían sido adquiridos mediante acciones ilícitas.

Las autoridades de Tegucigalpa han extraditado desde 2014 a 23 hondureños a Estados Unidos, acusados de introducir drogas o lavado de dinero en ese país.

Una reforma constitucional aprobada en 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países.