Más noticias

Garífunas defienden a Punta Izopo con machetes, escopetas y pistolas

Advierten que no van a permitir que “indios” entren a deforestar.A inicios de este mes, un incendio consumió unas 100 hectáreas de bosque en la zona núcleo de la reserva.

Patrullaje. Dos miembros del patronato de Triunfo de la Cruz vigilan una de las calles que permite el acceso al parque nacional Punta Izopo. Fotos Melvin Cubas
Patrullaje. Dos miembros del patronato de Triunfo de la Cruz vigilan una de las calles que permite el acceso al parque nacional Punta Izopo. Fotos Melvin Cubas

TRIUNFO DE LA CRUZ, TELA.

“Tierra o muerte”, advierte con total seguridad José Thomas mientras con su mano derecha intenta cubrir la pistola 9 mm que lleva en un bolsillo de su pantalón corto.

Thomas, Darwin Caballero, Ricardo Montero, Luis y otros garífunas aseguran que están dispuestos a ofrendar la vida por la defensa del parque nacional Punta Izopo ante la invasión de extraños que pretenden apropiarse de tierras.

LEA: Corrupción: como piñata se repartieron las reservas de Tela

Con pistolas, escopetas y machetes, Thomas, quien es presidente del patronato del Triunfo de la Cruz, y una decena de garífunas realizan patrullajes en las calles estrechas que permiten a los visitantes acceder (hasta cierto punto) a la reserva de vida silvestre.

“En asamblea de la comunidad, con el apoyo del consejo de ancianos, decidimos vigilar esta zona para que no entren personas desconocidas”, manifiesta.

JT-izopo4-120919(800x600)
"Hay una sentencia de una corte internacional que nos da la razón": José Thomas, presidente del patronato

Con esta decisión, “la cual quedó como punto de acta” —explica el líder— evitarán que “indios, ladinos, se apropien de las tierras ancestrales”.

En circunstancias de aislamiento —arguyen— se ven en la necesidad de sacar armas y patrullar. En esta zona no hay policías y soldados de las Fuerzas Armadas que garanticen la protección del parque, golpeado este mes por la deforestación.

En la primera semana de septiembre, un incendio consumió alrededor de 100 hectáreas de bosque en los Bajos de Hicaque y en Carvajales, ambos puntos situados en la zona núcleo de la reserva.

“Como hijos de esta comunidad tenemos un enojo por la tala de árboles, el descombro masivo (...). Hemos sacado a ladinos, indios (a nosotros nos llaman negros o garífunas), que han estado haciendo trabajos al otro lado del río Plátano. Todavía siguen descombrado la biosfera y la zona de amortiguamiento”, dice.

Sentencia

“El problema se genera porque el Instituto de la Propiedad ha seguido otorgando títulos a particulares a pesar de que le ganamos una sentencia al Estado de Honduras”.

A diferencia de las organizaciones ambientalistas y municipalidad, que le solicitan al Gobierno proteger los parques nacionales con el fin de evitar la destrucción del ecosistema (incluye el Sistema Arrecifal Mesoamericano), los garífunas del Triunfo de la Cruz consideran que tienen la necesidad imperativa de defender las tierras porque son ancestrales y “hay una orden emitida por una corte que da la razón”.

El 8 de octubre de 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (San José, Costa Rica) dictó una sentencia en la cual responsabiliza al Estado de “violar el derecho a la propiedad colectiva en perjuicio” de Triunfo de la Cruz.

JT-izopo3-120919(800x600)
"Es un problema grave que tenemos con los que siembran palma en las cuencas de ríos": Darwin Caballero, fiscal del patronato

A juicio de ese organismo, el Estado “incumplió su obligación de delimitar y demarcar las tierras tituladas a favor” de los garífunas y, a la vez, “no tituló, no delimitó y no demarcó territorios reconocidos como sus tierras tradicionales”.

Los garífunas, que dicen estar enfurecidos contra el Estado, sospechan que dentro de las instituciones del Gobierno hay funcionarios que no quieren cumplir la sentencia para que particulares se apropien de tierras con la idea de propagar la palma aceitera.

“Sabemos que hay interés de parte de terceros para cultivar más palma. Algunos usan las cuencas de los ríos para sembrar y hacen un daño inmenso a la comunidad.

Otros queman el bosque para después tener alimento para el ganado”, denuncia Darwin Caballero, fiscal del patronato.

JT-CORRUPCIONPARQUES2-12091.1(1024x768)