13/08/2022
02:14 AM

Más noticias

Reducir déficit fiscal y deuda, retos del próximo Gobierno

Se espera menor contratación de deuda por el repunte de la recaudación.

Tegucigalpa. La consolidación de las finanzas públicas es uno de los grandes retos del Gobierno electo que asumirá el 27 de enero de 2022.

En el bienio 2020-2021, la situación fiscal de la administración pública se ha deteriorado por el impacto de la pandemia del covid-19 y por las tormentas Eta y Iota que provocaron una contracción económica de -9%, esperándose para 2021 un crecimiento de entre 8 y 9%.

Un ejemplo de lo anterior es que el déficit de la administración pública centralizada se disparó de -2.5 a -7.2% del PIB en el período 2019-2021.

El déficit del sector público no financiero de Honduras aumentó de -0.9 a -5.4% (34,253.4 millones de lempiras) del PIB durante el período analizado.

La comisión de transición del nuevo Gobierno,que encabezará Xiomara Castro, ha confirmado que dos temas de importancia en la agenda económica serán la situación fiscal y la deuda pública.

La Ley de Responsabilidad Fiscal ha sido una herramienta que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han destacado al permitir la consolidación fiscal hasta 2019. Un análisis de la Secretaría de Finanzas (Sefin) indica que la consolidación fiscal se logrará en 2023.

No obstante, para lograr ese objetivo, el nuevo Gobierno deberá comenzar el próximo año a ordenar las finanzas públicas.

El Gobierno de la república se centrará en establecer y alcanzar metas indicativas en el balance global de la administración central con el objetivo de poder cumplir con el déficit del sector público, que es de -2.3% del PIB.

Respecto a la administración central para 2022, se espera un resultado de -3.9% del PIB.

Para eso es importante lograr una sostenibilidad de la deuda en un menor plazo.

En cuanto al saldo de la deuda pública se espera una menor contratación por el repunte esperado en la recaudación de impuestos. Los ingresos tributarios programados para el próximo año suman 118,721.6 millones de lempiras, de acuerdo con la Sefin.

Reducir déficit fiscal y deuda, retos del próximo Gobierno