TEMAS DESTACADOS:

Tegucigalpa, Honduras.

De acuerdo con cifras de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), las pérdidas acumuladas en los últimos seis años sumaron L47,296 millones.

El Gobierno hondureño aprobó en 2013 un fideicomiso de distribución para que sea un operador privado el que se encargue de reducir las pérdidas de 32% a 15% en un plazo de siete años.

Se espera que la ganadora de la licitación pública internacional Consorcio Energía Honduras, que es una empresa de capital colombiano y hondureño, comience a operar el sistema de distribución de la Enee a partir del segundo semestre del presente año, calculándose que deberá invertir $360 millones en equipos y redes.

El Poder Ejecutivo recién nombró a Jesús Mejía como gerente de la estatal, quien deberá impulsar el programa de rescate de la Enee, considerado uno de los compromisos del acuerdo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la última década, organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (Jica) prepararon estudios de medidas para frenar pérdidas.

No obstante, las acciones de cada gerente se plasmaron en los planes operativos porque en la práctica nunca se tomaron medidas. La derogada Ley Marco del Subsector Eléctrico estableció un 15% como meta de pérdidas de la Enee. Las pérdidas en 2010 fueron de L4,719.1 millones, en 2011 subieron a L6,705.9 millones, en 2012 aumentaron a L8,216.9 millones, en 2013 se incrementaron a L9,580.9 millones, en 2014 ascendieron a L9,188.4 millones y en 2015 totalizaron L9,406.9 millones.