San Pedro Sula, Honduras

El índice inflacionario inició con pie derecho el 2015 con una ligera disminución, de acuerdo con los cálculos que publica el Banco Central de Honduras (BCH), a través el índice mensual de precios al consumidor.

De acuerdo con este medidor, el IPC bajó en enero en 0.39%, con respecto al nivel que tenía en diciembre pasado.

Este comportamiento se atribuye a la caída en el precio del frijol rojo y el petróleo, ocasionadas con la salida de la coseca de postrera y la sobreoferra en el mercado, respectivamente.

Los renglones que mayores retrocesos tuvieron fueron el de transporte (-0.29%), alimentos y bebidas no alcohólicas (-0.18%) y alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-0.09%).

El resto de los renglones no tuvieron retroceso, pero su efecto acumulado no fue suficiente para incrementar el nivel general de inflación.

Atendiendo a la distribución regional, los mayores efectos de la baja se sintieron en la región norte (sin incluir San Pedro Sula), mientras que la región sur fue la menos beneficiada.

La canasta básica que mide el BCH, incluye 282 productos y servicios.