Tegucigalpa, Honduras.

Un anteproyecto de ley busca beneficiar a más de 900,000 empleados del sector público y privado para alivio de deudas y obligaciones con las diferentes instituciones financieras y casas comerciales.

La iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo y socializada esta semana con representantes de la clase obrera y empresa privada pretende “permitir que los trabajadores puedan consolidar sus deudas con cualquier entidad del sistema financiero, y los empleadores van a retener las cuotas motivo de esta consolidación”, explicó el secretario de Trabajo, Carlos Madero.

Según el Gobierno, el 40% de empleados del sector público y el 38% del sector privado tienen un sobreendeudamiento hasta del 80% de su salario.Con la propuesta del Ejecutivo buscan permitir “la adquisición de vivienda y generar un mayor flujo para los trabajadores”, el cual va a variar entre un 14 y un 20% del salario.

Madero explicó que “se ha llegado al consenso de la estructuración de la ley con la participación de trabajadores y empleadores”.

Medidas similares
La CNBS autorizó la refinanciación de deudas como parte de un alivio crediticio aprobado al sector cafetalero.
El dirigente obrero Hilario Espinoza reconoció el alto endeudamiento de los empleados y dijo que esta iniciativa les ofrece la oportunidad de “readecuar o aliviar” sus deudas con intereses más bajos.

“La empresa privada apoya definitivamente esta propuesta de ley”, puntualizó el representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Jorge Díaz, quien reconoció que es una posibilidad para que el beneficio llegue a nivel nacional y bajo la cobertura de una ley.

El presidente Juan Orlando Hernández socializó a mediados de semana el anteproyecto con los representantes del Cohep y de las centrales obreras en una reunión del Consejo Económico y Social (CES), integrado por ambos sectores y el Gobierno.

En los siguientes días, el Ejecutivo enviará el anteproyecto para su discusión al Congreso Nacional.