12/08/2022
04:57 PM

Más noticias

Los negocios 'bajo demanda” no son desorganizadores

Cuando Uber y Airbnb entraron en escena, estaban abordando ineficiencias importantes en los mercados de transporte y vivienda

Washington, Estados Unidos.

Saque el teléfono del bolsillo, apriete un botón y casi cualquier deseo puede cumplirse “bajo demanda”.

Sin embargo, los empresarios, inversionistas e innovadores corporativos que claman hacer negocios basados en esta nueva economía deben reconocer que no todas las oportunidades en este mercado son iguales.

Más y más empresas “bajo demanda” están siendo fundadas con propuestas de valor cada vez más débiles: ofrecen comodidad, pero no ventaja sostenible en costos.

Cuando Uber y Airbnb irrumpieron en escena, estaban abordando ineficiencias importantes en los mercados de transporte y vivienda.

Como lo lleva diciendo desde hace mucho Ben Edelman, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, “el desperdicio sirve de oportunidad”.

Una compañía que luche contra una ineficiencia del mercado puede crear un negocio considerable.

Pero muchos servicios nuevos “bajo demanda” simplemente dan comodidad a un precio alto en lugar de tener un modelo de negocios tan desorganizador como el de Uber o Airbnb.

Los mercados crecen cuando los productos se vuelven más baratos y accesibles, no más caros.

Cuando evalúe una nueva oportunidad de negocio “bajo demanda”, pregúntese:

¿Está entregando un producto o servicio que por lo demás expiraría? En muchas industrias se desperdicia una inversión fija todos los días (el equivalente a autos negros desocupados antes de Uber o de habitaciones sin usar antes de Airbnb).

Si puede usar un activo que esté por expirar, es probable que se encuentre en una posición fuerte.

De ser así, ¿Cuánta fuga de valor puede salvarse? Considere el costo de poner a trabajar ese activo.

Si Airbnb hubiera causado que los dueños de las casas sufrieran daño significativo en sus propiedades, la compañía probablemente no habría funcionado.

¿Cambiará el negocio fundamentalmente el proceso de producción? ¿Ha cambiado la compañía fundamentalmente su proceso de producción con respecto a los vendedores existentes? Si la compañía no está haciendo nada diferente, ¿por qué sería más rentable?

De ser así, ¿la producción minimizará los costos comerciales? Entregar productos “bajo demanda” no es barato. Las compañías que están reinventando el proceso de producción a menudo pueden recuperar parte de ese costo si tienen una ventaja de costos sostenible intrínseca del modelo.

Ya sea que es dueño de Whole Foods, Home Depot o Amazon, los modelos de negocios “bajo demanda” van a afectar la forma en que satisface a los clientes.

Sin embargo, antes de disponerse a crear el próximo gran negocio, es importante juzgar la diferencia entre lo que simplemente sostiene y lo que desorganiza.