"

Tegucigalpa, Honduras.

¿Cuál es el futuro del dinero? Esta interrogante plantea una serie de opiniones que difieren.

Algunos analistas consideran, de forma clara y concisa, que el dinero está destinado a convertirse en digital, pero para otros es menos probable que la moneda física desaparezca.

Para otros expertos, la transición hacia una “nueva economía de elementos intangibles” o digitalizada se evidencia en el auge de las criptomonedas o de la digitalización generalizada de las transacciones, ya sea pagos o transferencias.

Para el caso, el vertiginoso crecimiento de las monedas digitales se debe, por una parte, a que se buscan reducir los efectos del costo del dinero efectivo, como la inflación.

LEA: Centroamérica se une contra el comercio ilícito

Por otro lado, la era de la tecnología y la nueva generación de nativos digitales están cambiando la forma de hacer negocios y las cosas en general, explican los analistas.

No obstante, como ya lo advierten, este mercado es de riesgo en muchos casos, pero grandes inversionistas se han visto seducidos por esta nueva modalidad digitalizada. Por ejemplo, el CEO de Tesla, Elon Musk, dijo haber ganado más dinero en dos semanas con bitcoin que tras 12 años fabricando vehículos. Aunque a su vez advierte que sería imprudente que las personas inviertan los ahorros de toda su vida en criptomonedas.

Por ello, en esta cesta de unas 8,000 monedas digitales, se vuelve necesario tomar las precauciones que se requieren antes de invertir, ya que para tomar decisiones como esta hay que entender qué son las criptomonedas, cómo funcionan y cómo evitar los riesgos.

En ese sentido y ante todas las dudas sobre este modelo de negocio, la mejor herramienta es el conocimiento, explica Wilmer Toro, un hondureño que residiendo en Estados Unidos creó la plataforma Avenida Crypto en la que ofrece cursos y asesorías sobre las criptomonedas.

De acuerdo con Toro, es verdad que existen los riesgos, pero también defiende que hay oportunidades para tener una mejor rentabilidad del dinero.

Indica que algunas monedas son solo memes o una burbuja que luego representarán grandes pérdidas para los que invierten en ellas, pero otras se han consolidado y resultan ser seguras.

Detalla que hay monedas fuertes y confiables como bitcoin, etherium, letcoin, ripple, entre otras. Las monedas nuevas, como el dogecoin que está en tendencia pueden generar altas ganancias para los primeros inversionistas, pero luego se puede convertir en una burbuja y causar millonarias pérdidas.

Explica que invertir sin tener los conocimientos lo llevó a cometer errores que le dejaron pérdidas financieras, pero de ello aprendió a invertir de forma segura y a orientar a otros.

Análisis de expertos

La expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Liliana Castillo, explica que el auge de las criptomonedas se ha dado con la aceleración digital provocada por la pandemia de la covid-19 que ha contribuido a dinamizar el comercio electrónico, por lo que también ha revolucionado la moneda digital en el mundo de los medios de pago.

Comenta que no solo las grandes empresas las están utilizando, sino que también el ciudadano común está más familiarizado con la misma y ha ido perdiendo el temor a utilizar la tecnología.

El expresidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), José Luis Moncada, explicó que estas inversiones se están dando, principalmente, en los mercados desarrollados.

Moncada indica que “es una opción interesante frente a la devaluación de moneda”. Indica que “hay registros internacionales que dan garantía, pero siempre hay riesgo”.

No obstante el economista del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), Alejandro Aronne, dice que el mercado de las criptomonedas, aunque por algunas experiencias parecen ser rentables y es un mercado mundial en rápida expansión y ya reconocido en algunos países, resulta ser muy volátil y de alto riesgo.

Para los analistas, los bancos centrales toleran las criptomonedas porque su valor total es pequeño comparado con los activos del sistema financiero mundial, pero advierten que si llegan a ser una amenaza podrían regularlas. El Banco Central de Honduras (BCH) ha advertido que cualquier transacción en criptomonedas será bajo la responsabilidad y riesgo de quien la realice, ya que es un mercado no regulado

"