Más noticias

Reporte revela que la Enee no alcanzó metas financieras

La estatal eléctrica sigue siendo el mayor desafío para las finanzas públicas.

Un técnico de la Enee trabaja en el mantenimiento del tendido público.
Un técnico de la Enee trabaja en el mantenimiento del tendido público.

Tegucigalpa, Honduras.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) no alcanzó las principales metas financieras programadas para 2018, revela un reciente informe preparado por la Secretaría de Finanzas (Sefin).

Una de las metas más importantes era la de déficit, la que se estimó en L2,137.5 millones, equivalente al -0.4% del PIB y que al final del período fue de 5,504.9 millones (-1% del PIB).

La principal justificación de ese comportamiento es el incumplimiento de los ingresos, los que se calcularon en 33,866.8 millones de lempiras y lo recaudado ascendió a 25,805.5 millones, con una ejecución de 76.2%.

El desfase fue de 8,061.3 millones de lempiras. En cuanto a los gastos totales se estimaron 36,004.3 millones de lempiras y se ejecutaron 31,310.5 millones (87%). La diferencia entre lo recaudado y lo programado fue de 4,693.8 millones de lempiras.

LEA: Amnistía ambiental beneficiará a 3,500 empresas a nivel nacional

El análisis de la Sefin indica que para el cierre de 2018 la ejecución en el déficit de la Enee es de L 5,504.9 millones (-1% del PIB), superior en -0.6 puntos del PIB en comparación con lo establecido en el Marco Macro Fiscal de Mediano Plazo, que era del -0.4% del PIB.

23,712.3
millones de lempiras es el saldo registrado por ingresos netos por venta de energía, según cifras de la Empresa Energía Honduras (EEH). Este es uno de los componentes más importantes para el rescate financiero.

Agrega que es importante mencionar que a junio de 2018, en el informe de seguimiento al marco 2018-2021 al primer semestre, se explicó que de seguir con el mismo comportamiento, el déficit de la Enee al segundo semestre acumulado de 2018 no se podría alcanzar la meta de déficit del Sector Público No Financiero (SPNF) establecida en la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), que era de -1.2% del PIB (7,136.2 millones de lempiras) debido a las desviaciones con respecto a lo programado.

Al cierre del año pasado, el déficit fue de -0.9% del PIB (5,246.5 millones de lempiras). “Entre los posibles riesgos que se detectaron en dicho informe son los siguientes: no reducción de pérdidas, altos costos de energía, no aplicación de tarifas que cubra los costos y alto servicio de la deuda (intereses y amortización)”, revela el informe. Para diciembre de 2017 y noviembre de 2018, la meta de reducción de pérdidas era de 3% y lo ejecutado al final de ese período fue de 1.75%.