Santiago de los Caballeros, República Dominicana.

La polémica se ha hecho presente en República Dominicana, donde el Motagua enfrenta al Cibao FC en la ida de octavos de final de la Liga Concacaf, pero se ha salvado de que no le pitaran un penal en contra.

Tras empezar dominando el Ciclón Azul, mejoró el equipo dominicano y se acercó con peligro al arco de Jonathan Rougier pasada la media hora del encuentro.

En el minuto 37, se escapó por derecha Yohan Parra, ingresó al área motagüense, allí fue derribado por Wesly Decas, quien ni tocó el balón y le dio abajo al volante ofensivo dominicano.

Los jugadores del Cibao FC reclamaron el claro penal, pero el árbitro estadounidense Joseph Dickerson decidió no pitar nada. Respiró el lateral izquierdo del Motagua que fue mal a la marca.