San Pedro Sula, Honduras

Un intenso proceso de investigación desarrollan las autoridades policiales en torno al crimen ocurrido el pasado viernes en San Pedro Sula en el que dos hombres fueron acribillados frente a una niña de tres años.

Según detallaron las autoridades, ayer se conoció que una de las víctimas tenía antecedentes por homicidio, lo que refuerza la hipótesis de los cuerpos de investigación de que el crimen habría ocurrido por un ajuste de cuentas.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza, dijo que “se está trabajando en el caso hasta este momento, se están elaborando hipótesis; sin embargo, hay información que aparentemente uno de ellos tiene antecedentes por homicidio. Presuntamente eran de alguna estructura criminal, maras o pandillas”, agregó.

El crimen

El sangriento hecho ocurrió frente a un restaurante de comida china en la 16 avenida, entre las 6 y 7 calles del barrio Suyapa, suroeste.

En un video que circuló en redes sociales se observa cuando cuatro encapuchados se aproximan al carro de las víctimas y las bajan, luego les disparan hasta matarlas.Los hombres fueron identificados como Jairo Tróchez (de 23 años) y Edy Alejandro Martínez Alvarado (de 33). Los hechores del doble crimen le perdonaron la vida a una niña que acompañaba a los occisos, quien después fue resguardada por personas que estaban cerca del lugar y luego se la entregaron a agentes policiales. Los criminales se conducían en un Nissan Altima negro y un Toyota beige sin placas. Según familiares, Edy Martínez residía en la colonia Santa Marta y tenía una tortillería.

De Jairo Tróchez se conoció que era electricista y vivía en el barrio Cabañas. Investigaciones policiales indican que Edy Martínez era conocido como Calucha.