23/01/2023
09:17 PM

Más noticias

Ultiman a emprendedor que fueron a sacar de su vivienda

  • 17 noviembre 2022 / 23:37 PM /

Erick David Avelar tenía una pequeña fábrica de sillas de hule en la que daba trabajo a tres personas y laboraba como mecánico en una empresa.

Choloma

En una cuneta de la colonia 11 de Abril encontraron asesinado ayer a un emprendedor después de que fue sacado por la fuerza de su casa por sus homicidas.

La víctima fue identificada como Erick David Avelar (de 33 años), quien era de oficio mecánico automotriz y tenía una pequeña fábrica de sillas de hule en su vivienda.

Los familiares de Avelar dijeron que el miércoles a eso de las 8:30 pm llegó a su vivienda ubicada en esa misma colonia después de salir de la empresa donde trabajaba como mecánico.

Cuando Erick David estaba cenando llegaron al patio de su casa tres individuos, con los que platicó unos momentos, y después le dijo a su esposa que le pasara una calzoneta para ponérsela, ya que andaba en bóxer.

Los individuos llamaron a la esposa de Avelar y le ordenaron que les entregara los teléfonos celulares de su esposo, el de ella y de los niños, y se los llevaron.

Después se llevaron por la fuerza al mecánico y le advirtieron a su esposa que cuidado salía de la casa.

Erick David Avelar (de 33 años).

Los individuos andaban vestidos de civil.La mujer a eso de la 1:00 am al ver que su esposo no llegaba le fue a tocar la puerta a sus suegros y les informó que unos hombres se habían llevado a Erick David.

Ayer cuando ya había amanecido empezaron a buscar al mecánico por toda la colonia, y a eso de las 7:00 am lo encontraron muerto dentro de una cuneta en una calle cercana al bulevar que conduce hacia Puerto Cortés.

El cuerpo del hombre presentaba heridas de arma de fuego en la cabeza, tórax y en los costados.

Los parientes de Avelar dijeron que trabajaba como mecánico en una empresa que funciona en Choloma y en su casa tenía la pequeña fábrica de sillas de hule, en la que le daba empleo a dos personas y un hermano suyo.

Dijeron que Avelar después de salir de su trabajo llegaba a darle retoques a las sillas y a hacer los contratos de las ventas.

José Avelar dijo que no sabe por qué mataron a su hijo.