ROATÁN. Dos ciudadanos de nacionalidad estadounidense, uno de ellos de nombre Gary Johnson, fueron detenidos ayer durante allanamientos a un hotel y cuatro viviendas ubicadas en Roatán, Islas de la Bahía.

En uno de los domicilios, la Dirección de Fuerzas Especiales y la Unidad de Víctimas Especiales conformada por jueces y fiscales, que dirigieron la operación, encontraron indicios relacionados con la desaparición de Angie Samantha Peña.

La joven desapareció el pasado 1 de enero mientras vacacionaba con su familia en la paradisiaca isla.

“La investigación dice que Angie desapareció de una propiedad que está vinculada a uno de los extranjeros. Se sabe que ella estuvo ahí y se requirió la casa de uno de ellos, así como cuatro propiedades más”, dijo el comisionado de Policía, Miguel Martínez Madrid.

“Se encontraron muchos indicios, videos, teléfonos celulares y otros materiales que no daremos a conocer porque es de alta susceptibilidad y de mucha importancia que en un futuro se usarán como prueba en juicio”, agregó.

La Fiscalía presentó requerimiento en contra de Gary Johnson, quien será trasladado vía aérea a San Pedro Sula para la audiencia de declaración de imputado en los juzgados sampedranos.

En los allanamientos, los agentes también rescataron a una adolescente de 12 años, la que según las autoridades policiales, era mantenida privada de su libertad por Gary Johnson.

La Policía informó que el otro norteamericano solo fue detenido para investigación. Según las autoridades, dichas detenciones abren líneas de investigación por posibles casos de trata de personas por parte de ciudadanos de otros países que han llegado a Islas de la Bahía.

“Se está investigando a individuos extranjeros que se dedican a realizar turismo sexual de menores. Preparan a menores para la posible visita de otros extranjeros con los cuales ya se ha acordado un precio para que lleguen a Roatán a tener relaciones sexuales”, apuntó Martínez Madrid.

Las Unidad de Víctimas Especiales se mantendrá en la isla de Roatán para continuar con las diligencias investigativas, ya que según las autoridades más personas estarían involucradas en la explotación sexual de menores.

<b>Requerido.</b> Gary Johnson (de 63 años) se dedica al turismo en la zona de Turttle Beach en la isla de Roatán. El requerimiento fue presentado por uno de los fiscales del Ministerio Público participante en la operación.