San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades policiales han continuado las investigaciones del asesinato de cinco personas la tarde del sábado en el barrio Cabañas.

La madrugada de hoy fueron encontrados dos de los tres vehículos que supuestamente se utilizaron para efectuar el ataque, un Toyota hilux gris y una Nissan Navara gris, ambos tienen los vidrios frontales quebrados y perforaciones en ambas carrocerías.

Los vehículos fueron encontrados en un taller del barrio Medina. 'Los trabajos de investigación e inteligencia continúan, en la madrugada en el interior de un taller de mecánica se han decomisado dos de los supuestos vehículos que se utilizaron', dijo Jorge Rodríguez Montoya, vocero de la Policía Nacional.

Según la Policía la masacre se origina por un pleito entre bandas delincuenciales. Cuatro de las víctimas fueron identificadas como José Alexis Salas Hernández (31) quien era interno del presidio de San Pedro Sula y gozaba de preliberación, José Alejandro Fajardo Urrutia, Wilmer Geovany Vindel Cribas y Linda Mercedes Moreno Enamorado.

La mujer aparece como sospechosa por el delito de robo de vehículo, en el interior del vehículo Nissan en el que se conducía encontraron 24 bolsas plásticas de color transparente conteniendo supuesta droga y un cargador de un arma de fuego de calibre 40 diseñado para un arma marca Glock.

Supuestamente las víctimas mortales y los heridos son parte de una banda criminal que se dedican al tráfico de drogas, asaltos a vehículos repartidores de productos y sicariato en el corredor de Choloma a San Pedro Sula y viceversa', detalla el informe policial.

'Las cinco personas muertas tienen antecedentes penales y como consecuencia los dos heridos son pertenecientes a bandas criminales', apuntó Rodríguez Montoya.

La masacre ocurrió ayer pasada la 1:00 pm en la 12 calle del Barrio Cabañas.

En el carro donde se transportaba una de las víctimas hallaron supuesta droga.