Redacción

Agentes de la Unidad Metropolitana 11 de la Policía Nacional capturaron a tres sospechosos por la muerte de un comerciante y un taxista. Las víctimas fueron identificadas como Michael Soliman (57) y Héctor Adonis Hernández (30).

El hecho ocurrió a las 3:00 am frente a un local de comidas rápidas en el bulevar Elena Kulhman cuando los ahora occisos platicaban sentados en el tonó del taxi en que habían llegado.

Testigos detallaron a la Policía que Soliman y Hernández dialogaban tranquilamente cuando de pronto se les acercó un hombre y sin mediar palabras descargó su arma contra ellos. El sujeto -quien luego de cometer el hecho se fue- vestía camisa azul, pantalón jean y gorra blanca.

Los dos hombres cayeron heridos al suelo, muriendo minutos después cuando amigos intentaron levantarlos para llevarlos a un centro asistencial.

Parientes de Soliman que llegaron a la escena manifestaron que su familiar no tenía problemas con nadie y se dedicaba a rentar locales comerciales en el centro de la Perla del Ulúa.

Antes del hecho había salido de un casino que funciona en el centro de El Progreso, el ruletero que era su amigo y el encargado de hacerle los viajes lo pasó recogiendo.
Manuel Servellón, oficial de la Policía Nacional, informó que con la información preliminar lograron detener a tres hombres como sospechosos, los que ayer en horas de la tarde fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

“Hasta el momento desconocemos los móviles del hecho”, agregó. Michael era primo de la excaldesa Nelly Soliman.