Tegucigalpa, Honduras

Un juez de Tegucigalpa dictó este martes detención judicial contra el alcalde del municipio de Talanga, Roosevelt Eduardo Avilés, acusado, al igual que su esposa y otros tres familiares, del delito de lavado de activos en perjuicio del Estado, informó una fuente judicial.

Avilés fue remitido a las celdas de un batallón militar, mientras que su esposa, Nancy Santos Ríos, candidata a diputada por el gobernante Partido Nacional, a un cárcel de mujeres, ambas instalaciones en las afueras de Tegucigalpa, la capital hondureña, agregó el informante.

Avilés, su esposa y sus tres familiares restantes, identificados como Bella Esperanza Ríos, Cesar Bladimir Leiva Ríos y Fadde Saroginy Avilés, contra quienes también se dictó detención judicial, fueron capturados el lunes en una operación múltiple de agentes de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), del Ministerio Público en cuatro ciudades del país.

El juez, con jurisdicción nacional, le fijó a los detenidos audiencia inicial para el 22 de octubre, añadió la misma fuente del poder judicial.Los detenidos enfrentan acusación por el presunto delito de lavado de activos, en perjuicio del Estado de Honduras, informó el lunes el Ministerio Público.

Avilés fue capturado en una zona residencial conocida como El Limonar, en la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, mientras que su esposa en la región oriental de Tegucigalpa.

El alcalde y su esposa cuentan con un patrimonio de unos 231 millones de lempiras (9,5 millones de dólares) que no han podido justificar, y han extendido a otros de sus familiares, según lo que ha señalado el Ministerio Público.

El alcalde también estaría ligado a una estructura dedicada al tráfico de drogas, lo que el negó al ser capturado el lunes en San Pedro Sula diciendo escuetamente a los periodistas “soy inocente”.

Avilés al parecer venía siendo investigado desde 2013, cuando el Ministerio Público recibió denuncias sobre su presunta actividad ligada al narcotráfico.

El Ministerio Público ejecutó el lunes “once allanamientos de morada y cuatro inspecciones a negocios”, en las ciudades de Tegucigalpa, Talanga, situada a 56 kilómetros al noreste de la capital hondureña, y San Pedro Sula y Puerto Cortés, en el norte.”

De igual manera se inscribirá medida cautelar o de aseguramiento sobre 131 bienes inmuebles, 43 vehículos y tres sociedades mercantiles, bienes que serán puestos a la orden de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI)”, indicó el Ministerio Público.

Pobladores de Talanga, entre ellos miembros de la corporación municipal, expresaron a medios locales de prensa que desde hace varios años venían percibiendo múltiples irregularidades por parte del alcalde, y que su detención ha sido una buena acción de las autoridades. EFE