SAN PEDRO SULA. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) asignó el caso del exgerente administrativo de la alcaldía de San Pedro Sula, Carlos Mauricio Rivera Ordóñez (de 35 años), al departamento de Delitos contra la Vida y la Fuerza de Tarea de Delitos Violentos.

Rivera Ordóñez fue ultimado a balazos la tarde del sábado en el barrio Santa Ana, al noroeste de la ciudad, cuando se aprestaba a subirse a su vehículo.

Las autoridades policiales informaron que el cuerpo de Rivera Ordóñez presentaba dos orificios de bala en la cabeza, y dos heridas de arma de fuego en la espalda.

La víctima trabajó en la municipalidad durante los ocho años de la administración del exalcalde Armando Calidonio. Los primeros cuatro años como subtesorero y los últimos cuatro como gerente administrativo.

Se informó que como parte de las investigaciones se solicitará a los dueños de negocios cercanos a donde ocurrió el homicidio los videos de las cámaras de seguridad para dar con el hechor.

La Policía investiga el entorno laboral del exfuncionario municipal así como el personal para esclarecer el hecho.