13/08/2022
07:43 AM

Más noticias

Supuesto homicida de Kenia Alfaro asistía a la misma iglesia

José Alfaro, padre de la joven ultimada en la aldea La Guamita, San Antonio de Cortés, exige a las autoridades justicia por el crimen de su hija.

SAN PEDRO SULA

El padre de la joven cristiana Kenia Alfaro pide que se capture al principal sospechoso de la muerte de su hija y que se haga justicia.

Las investigaciones de la Policía establecen como el supuesto homicida de Kenia a un individuo que se congregaba en la misma iglesia evangélica a la cual asistía la víctima.

La Policía halló en su casa una sudadera con sangre que supuestamente es de la víctima. Kenia Alfaro (de 18 años) fue ultimada el domingo 19 de junio en la aldea La Guamita, del municipio de San Antonio de Cortés, cuando iba hacia su casa luego de salir del culto de la iglesia.

La jovencita fue encontrada muerta en el corredor de una vivienda deshabitada ubicada a unos 50 metros de la casa donde residía con su familia, tenía heridas en el cuello y las manos.

Datos

1__ Los familiares de Kenia Alfaro encontraron la biblia y el celular que portaba la joven en un charco de agua.

2__ Kenia Alfaro desaparació la noche del domingo, luego de salir del culto de la iglesia, sus familiares la buscaron y la hallaron sin vida.

José Isaías Alfaro, padre de Kenia, habló ayer con LA PRENSA y dijo que esperan que los agentes de investigaciones concluyan con las pesquisas y que soliciten la orden de captura contra el sospechoso.

“El sospecho es un miembro de la iglesia, al hombre no lo conocíamos, fue algo inesperado, nadie sabía quién era él, solo se mencionaba el nombre. Cualquiera puede entrar a la iglesia”, expresó.

Añadió que se sospecha que quien cometió el crimen contra su hija es de la misma congregación porque “se encontraron cosas donde él vivía, hay manchas de sangre, pero no hay una orden de captura, él anda huyendo, de repente anda cerca”.

De acuerdo a las declaraciones del padre de la víctima, el crimen de su hija pudo darse porque el sospechoso estaba enamorado de ella.

“Estaba obsesionado con ella, un hombre así pudo haberse drogado para sentirse con más valor, porque eso que hizo no es de hombres, es un enfermo, un cobarde, matar una niña”, lamentó.

Don José Isaías dijo tener conocimiento de que el sospechoso del asesinato de su hija también “coqueteaba y se les acercaba” a otras muchachas.

“Yo como padre sospecho que fue ese hombre que mató a mi hija y esperamos que se haga justicia, antes que ocurra otra tragedia con otra niña”, expresó.

La familia pide justicia y que se capture al responsable de su asesinato.