Caen tres presuntos extorsionadores y gatilleros de la MS-13 en Cortés

Los individuos fueron sorprendidos por agentes de FNAMP y capturados en plenas actividades ilícitas.

FNAMP coordinó los operativos en la región tras denuncias y trabajos investigativos.
FNAMP coordinó los operativos en la región tras denuncias y trabajos investigativos.

San Pedro Sula, Honduras.

Tres presuntos miembros de la organización criminal MS-13 resultaron capturados este lunes en operativos coordinador por la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) en los municipios de San Pedro Sula y San Manuel, norte de Honduras.



Los detenidos, identificados como Josué David Enamorado Aguilar (23), alias "El Timba", Jonathan Nicolás Díaz Rodríguez (23), alias "El Tan", y Cristian Javier Alfaro Izaola, 27, alias "El Barry", son acusados de dedicarse como principales encargados a los delitos de extorsión, sicariato y tráfico de drogas en la región, como parte de MS-13.

Capturas

Enamorado Aguilar es señalado de operar el cobro de extorsión en la aldea Chotepe, de la jurisdicción de Chamelecón, al igual que Díaz Rodríguez. Tendrían, según el informe, seis y 4 años respectivamente de pertenecer a la estructura criminal, una de las más sangrientas que operan en territorio nacional.



Este último cuenta con antecentes penales, tras ser detenido en dos ocasiones por consumo de marihuana y escándalo en vía pública, en 2019 y 2020.

mareros-sps1(1024x768)
Los individuos tendrán que responder por delitos de tráfico de drogas, sicariato y extorsión ante juzgados de la región.

A Alfaro Izaola se le capturó en la colonia Gudalupe, San Manuel, Cortés. Un comando de agentes de FNAMP procedió a detenerlo tras trabajos de investigación. A este se le acusa de tener rango de gatillero y de ser el principal recolector del dinero por extorsión en este municipio del Valle de Sula, colindante con Villanueva y La Lima.

Decomisos

Al capturarlos, a los tres individuos se les decomisó dinero en efectivo, producto, presuntamente, del cobro de extorsión, además de teléfonos celulares que serán añadidos a las líneas de investigación.



El informe de FNAMP dicta que fueron trasladados a los juzgados correspondientes de la región para proseguir con la investigación y determinar por cuáles otros delitos serían acusados. Por el momento, tendrán que defenderse por delitos de extorsión, posesión para tráfico ilícito de drogas y asociación para delinquir, en perjuicio de testigos protegidos.

La Prensa