Capturan al cuarto sospechoso del crimen de una estudiante en Tegucigalpa

Loyda Tatiana Mejía fue torturada y estrangulada el 14 de febrero de 2017 en la colonia Los Pinos.

Bayron Manuel Salgado Andrade siendo presentado por la Atic tras su aprehensión en San Pedro Sula.
Bayron Manuel Salgado Andrade siendo presentado por la Atic tras su aprehensión en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Cortés.

Bayron Manuel Salgado Andrade fue capturado en la colonia Reparto Lempira por parte de agentes del departamento de Apoyo Estratégico, Operaciones Especiales y Comunicaciones de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), ya que se le supone responsable del asesinato de la joven Loyda Tatiana Mejía Mejía, hecho ocurrido el 14 febrero de 2017 en la colonia Los Pinos de Tegucigalpa.

Puede leer: Emboscan a siete trabajadores y los atacan a balazos en Orica, Francisco Morazán

Por este mismo caso, Samuel Isaac Estrada Pérez, alias Samuelito, Brayan Omar Elvir Álvarez, alias Brayan y Fausto Antonio Cruz Izaguirre, alias Hueso, presuntos integrantes de la Pandilla 18, fueron arrestados mediante allanamientos el 22 de abril de 2018 en Los Pinos, salida al oriente de la capital.

tres.552(1024x768)
Fotografías de los primeros detenidos para investigación por el asesinato de la estudiante.

Los hechos

De acuerdo con el expediente de la Unidad de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios de la Atic, el crimen de la joven ocurrió el Día del Amor y la Amistad, razón por la cual estaban departiendo, cuando la víctima notó algo extraño en su novio Cruz Izaguirre y sus amigos, decidió marcharse a las 9:30 de la noche.

Sin embargo, cuando iba subiendo unas gradas del lugar, fue alcanzada por su novio con quien discutió, no obstante, la convenció de entrar a una casa abandonada donde estaban los demás sospechosos, quienes comenzaron a golpearla con trozos de madera.

Además: “Queremos que se haga justicia”, claman familiares de niña ultrajada en Santa Bárbara

Mejía Mejía pretendió huir, pero los presuntos agresores la alcanzaron y siguieron golpeándola mientras le decían que "era una sapa y que eso se pagaba caro", debido a que en ese sector pertenecen a la Pandilla 18 y la familia de la víctima, según señala la Fiiscalía, "simpatizaba con la Mara Salvatrucha", razón por la cual ya había sido amenazada.

Estrangulada y con señales de haber sido torturada fue finalmente encontrada la mujer. Las autoridades se enteraron del hallazgo cuando la línea de emergencias del 911 recibió una llamada anónima informándoles del asesinato.

La joven cursaba el tercer año de bachillerato en informática en el instituto Mixto Hibueras, de Comayagüela. Sus familiares más cercanos manifestaron que la fallecida tenía adicción al consumo de drogas, pero desconocían si esto le había acarreado algún tipo de problema que pudo haberla llevado a la muerte.

La Prensa