Análisis financieros y testigos hunden a Reina del Lavado

Hoy continuará el juicio con interrogatorio a uno de los peritos de la defensa Movieron 665 millones del cartel de los Cachiros, según la Fiscalía.

El clan Paz, según la Fiscalía, drenó los dineros ilícitos producto de las drogas que obtuvieron.
El clan Paz, según la Fiscalía, drenó los dineros ilícitos producto de las drogas que obtuvieron.

Tegucigalpa, Honduras.

El juicio contra Jessica María la Reina del Lavado Paz Castellanos y su familia continúa este lunes cuando la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (Fescco) interrogue a uno de los peritos propuestos por la defensa. Desde el 4 de febrero que se inició el juicio oral y público se han evacuado pruebas testificales, documentales y periciales por parte de la Fiscalía y la defensa para acreditar o desvirtuar el lavado de activos que supuestamente cometieron los imputados.

A la Sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional han llegado Jessica, Élida Leticia, Vilma Aracely, Juan Carlos Paz Villanueva y Dennis Alexander Paz Jiménez, todos acusados de lavado de activos. A ellos la Fiscalía les atribuye que movieron alrededor de 665.1 millones de lempiras como parte de las actividades de lavado que efectuaron para los hermanos Rivera Maradiaga, líderes del cartel los Cachiros.

Operación Fortuna
  • Investigación a estructura se inició en 2016. La Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) comenzó la investigación mediante denuncia que señaló a Jessica María Paz Castellanos de lavar dinero de los Cachiros estableciendo empresas.
  • Empresas y cuentas bancarias utilizaron. La Fiscalía acredita mediante el peritaje patrimonial y financiero que los acusados realizaron operaciones sospechosas, en las que no han logrado acreditar la legalidad de los fondos.

Para ello establecieron empresas de maletín, adquirieron bienes, pero además realizaron transacciones sobre bienes inmuebles con Marlene Isabel Cruz Quintanilla, esposa de Javier Rivera Madariaga y con las empresas de Transporte Brisas del Aguán S.A. y Desarrollo Ecoturístico Guaymoreto S.A. adonde aparecen como representantes Juan Ángel Maradiaga López y Midence Oquely Martínez, ambas vinculadas a los hermanos Rivera Maradiaga.

Las pruebas.

Una prueba pericial financiera patrimonial, elaborada por la Unidad de Investigación Financiera (UIF), de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), detectó una operación sospechosa que efectuó Jessica Paz al depositar en su cuenta 98,000 dólares. Solo ella manejó 16 cuentas bancarias en lempiras y dólares, obtuvo 26 préstamos y la Fiscalía en el juicio acredita que no justifica 166.4 millones de lempiras. Juan Carlos Paz manejó 18 cuentas bancarias en dólares, lempiras y euros, en algunas tenía firma mancomunada con Jessica Paz y no justifica 209.4 millones de lempiras. A Vilma Aracely Paz se le encontró seis cuentas bancarias en lempiras y dólares y no justifica 17.3 millones de lempiras.

En el juicio han sido presentados ante los jueces los insumos que decomisó la Fiscalía en la operación Fortuna, las claves secretas con los GPS que daban acceso a las pistas clandestinas adonde descargaban la droga de los Cachiros.

Los Paz manejaron la información confidencial, tomaron el mando del cartel y además colocaron en los paquetes su identificación, fue la marca Swing la que utilizaron para Honduras y la otra que era enviada al cartel del Golfo.

Fue el 25 de septiembre de 2017 que se ejecutaron 13 allanamientos y una inspección para buscar la evidencia que demostrara la participación del clan Paz en el lavado de activos.

Esas operaciones se concentraron en Puerto Cortés, Olanchito y San Pedro Sula. Se les aseguró 131 bienes inmuebles, 14 sociedades mercantiles, 63 vehículos.

La Prensa